También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
TOROS | 10ª Feria de San Fermín

Bolívar puntuó, 'Olivito' embistió

Se puso fin este lunes a la Feria del Toro de Pamplona con una corrida de Miura en la que cortó una oreja un maduro y solvente Luis Bolívar después de sufrir una fuerte voltereta. 'Olivito', el toro que sembró el pánico en el encierro matinal, fue el mejor animal de la corrida.
Momento de la cogida sufrida por Luis Bolívar ante su...
Momento de la cogida sufrida por Luis Bolívar ante su primer toro de Miura. EFE

De 

Miura puso el colofón un año más a los Sanfermines. Corrida en tipo, desigual en remates y que no terminó de romper en el último tercio por su medida casta y fortaleza. Sólo dos toros tuvieron más opciones en el último tercio. El manejable segundo y sobre todo el sexto. 'Olivito', que horas antes de había hecho famoso por haber repartido 'leña' durante el encierro por las calles de Pamplona. Y de entre los de luces, Luis Bolívar. El colombiano firmó una actuación seria y solvente. De torero maduro curtido en mil batallas que supo plantar cara a su lote y que cortó una oreja de mérito a su primer toro. Se dejó mucho este animal en la faena de muleta. Toro noble, que venía a su aire, pero que permitió a Luis Bolívar hilvanar una faena templada, que tuvo una primera parte basada en el pitón derecho, más en línea, y una segunda en la que llegaron los mejores pasajes del trasteo utilizando la zurda. La última tanda, enfrontilado con el toro, tuvo un trazo más redondo. Terminó por caldear el ambiente de los tendidos con varios molinetes de rodillas. Después, se tiró Bolívar a matar con todas las de la ley. Volcándose literalmente sobre el morrillo y saliendo prendido por ambos muslos. El último derrote lo zarandeo como un pelele. Salió conmocionado el torero y muerto el toro del envite. La oreja cayó con justicia.El quinto fue un toro más huesudo que cuajado. Un animal que no se definió en los primeros tercios y que alternó buenos apuntes con varios frenazos en sus viajes. Así llegó a la muleta de un solvente Luis Bolívar. La faena no fue brillante en lo artístico pero sí tuvo el interés de ver cómo enfrentó el colombiano las complicaciones que fue sacando el toro. La espada cayó contraria e hizo guardia y necesitó de un golpe de descabello.Muy en tipo salió el primer toro de Miura. Largo, alto, astifino. Toro medido de raza y fortaleza que tuvo cierta dosis de nobleza. Javier Castaño se mostró muy templado, corriendo la mano con largura y suavidad aunque la blandura del toro hizo que en muchas fases del trasteo el animal no terminase de desplazarse. Se atascó Castaño con la espada y el descabello.El cuarto fue un toro deslucido por su flojedad y por embestir siempre con el freno de mano echado. Faena de trámite de un Javier Castaño que no se aburrió en la cara del toro pese a sus nulas posibilidades.Poca historia tuvo la lidia del tercer Miura, al que recibió Esaú Fernández a portagayola. No se empleó en ningún momento el toro. Andarín, gazapón, no se lo puso fácil al diestro sevillano, que evidenció su falta de rodaje y oficio en una faena demasiado movida de plantas.Y para terminar, 'Olivito'. Un toro salinero que pasó sin mucho celo en el caballo pero que después rompió a embestir con ritmo, fijeza y transmisión en el último tercio. Esaú Fernández mejoró en actitud y aptitud y corrió la mano con temple en por ambos pitones mientras el toro derrochaba virtudes en sus embestidas. Pudo haber tocado pelo el sevillano, pero pegó un petardo con la espada y el descabello. FICHA DEL FESTEJO Pamplona, lunes 14 de julio de 2014. 10ª de Feria. Lleno. Toros de Miura, bien presentados, en tipo y de juego blando y destacado en conjunto. Destacaron el manejable segundo y sobre todo el buen sexto, 'Olivito', el mejor del encierro. Javier Castaño, silencio y silencio. Luis Bolívar, oreja y saludos tras aviso. Esaú Fernández, silencio y silencio tras aviso.

Lo más visto