También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Línea editorial 13/02/2013

Benedicto XVI, la sinceridad de un gran creyente

Uno de los testimonios más entrañables que se han conocido desde que el Santo Padre anunció ayer su renuncia ha sido la dedicatoria que a través de su cuenta personal en Facebook le ha hecho llegar el Presidente del Estado de Israel, Shimon Peres. Peres recibió al Papa Benedicto XVI durante su viaje a Tierra Santa en 2009 y en al menos dos ocasiones fue el Papa quien recibió al estadista israelí en el Vaticano. Estos contactos personales y la delicadeza con la que Benedicto XVI se ha acercado a la cuestión judía, han hecho que Peres haya querido reconocer públicamente el buen estado de las relaciones entre Israel y el Vaticano.La elección de un Papa alemán causó desconcierto en el mundo judío. Durante estos ocho años ha habido momentos dolorosos y duros. Benedicto XVI no ha escatimado jamás las palabras de amor y reconocimiento al pueblo judío, como tampoco ha silenciado jamás el crimen atroz y execrable que fue el Holocausto. Consciente del deber de anunciar la verdad del amor de Dios a un mundo marcado por la increencia, Benedicto XVI ha fomentado el diálogo religioso y cultural con el judaísmo. Todo esto, sumado a los esfuerzos del Papa en pro de la paz en oriente Medio, ha hecho que Shimon Peres le haya regalado una de las más bellas dedicatorias que se han leído en las últimas horas: “El Papa Benedicto, ha dicho Peres, tiene la profundidad de un gran pensador, la sinceridad de un gran creyente, la pasión de un fabricante de la paz, y la sabiduría para relacionarse con cambios en la historia, sin cambiar sus valores”.