También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Mediodía 21 febrero 2017

¿Batalla final en Mosul?

Desde hace un par de días se ha lanzado una ofensiva terrestre para liberar la zona oeste de Mosul, la ciudad del norte de Iraq que, en parte, está todavía controlada por el Daesh. Las fuerzas iraquíes avanzan con el apoyo imprescindible, sobre todo aéreo, de los Estado Unidos. El nuevo Secretario de Defensa, Jim Mattis, ha querido apoyar la operación con su presencia en el país. Estados Unidos tiene el propósito de  corregir los errores de la ocupación de 2003, en una guerra que esta vez es contra el Daesh. Sin su apoyo la victoria sería prácticamente imposible. Pero el problema es que la Administración Trump no tiene un plan para el día posterior a la liberación de Mosul, como tampoco lo tenía Obama. Mosul se parece al Berlín de 1945. Los aliados que combaten en este momento contra el yihadismo tienen pretensiones enfrentadas. Los kurdos quieren extender su zona de dominio, a lo que se oponen los turcos. El Gobierno chiita de Iraq quiere limpiar la zona de sunníes y cuenta para ello con la ayuda de las milicias y de Irán. Los sunníes, apoyados por Arabia Saudí se resisten a perder terreno. A medida  que se gana terreno al Daesh, las armas de los aliados se preparan para una nueva guerra. Y en este escenario las que más sufren son las minorías. Los yazidíes y los cristianos, que han sido víctimas de un genocidio, no tienen a nadie que los proteja.  

Lo más visto