También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

La base de la regeneración democrática

  • cope.es
  • cope.es

En el debate sobre los Presupuestos Generales del Estado, el ministro de Hacienda preguntaba ayer con sorna al líder de la oposición, si le estorba la recuperación económica. Es lógico que la oposición busque desgastar al gobierno a través de la crítica de sus errores, pero no lo es negar las evidencias, como hace el PSOE: ni la de la crisis en 2008 ni la de la recuperación en 2014. A estas alturas, pedir a la oposición un mínimo de responsabilidad para alcanzar algún consenso, es pedir peras al olmo. No significa esto que los Presupuestos del Estado y otras muchas acciones del Gobierno no deban ser objeto de crítica, pero esta actitud debiera ir siempre acompañada de una voluntad firme de buscar el bien común. El gran hispanista francés Joseph Pérez, reciente premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales, admite en una entrevista en el diario ABC, que hoy el pueblo no se reconoce en los políticos que mandan. Y añade que estos políticos no piensan en el interés común, lo que entraña, con frecuencia, el abandono de unos ideales por los que debieran estar dispuestos a sacrificarse. Este desinterés por el bien común conduce a los casos de corrupción para los cuales la propia Justicia ni siquiera está preparada, como aseguraba ayer el presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes. El alto magistrado se preguntaba si no es posible un consenso político para reformar la ley de Enjuiciamiento Criminal porque “si la Justicia no funciona no es posible la regeneración democrática” que con tanta frecuencia reclaman todos los partidos.       

Lo más visto