También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
MUNDO | Tragedia en la discoteca Kiss

La banda que provocó el incendio podría ser acusada de homicidio imprudente

La banda Gurizada Fandangueira, supuesta causante del incendio que esta madrugada dejó 233 muertos y al menos 106 heridos en una discoteca de la ciudad brasileña de Santa María, podría ser acusada de homicidio imprudente, según uno de los responsables de la investigación, el comisario Sandro Meinerz.

Uno de los integrantes de la banda encendió durante la presentación una bengala cuyas chispas prendieron, al parecer, en la espuma que actuaba de aislante en el techo del local, lo que provocó el fuego y causó la posterior estampida que dejó hasta el momento 233 muertos y 106 heridos.En una entrevista a la agencia de noticias Estado, Meinerz explicó que, aunque el crimen no es doloso, "es culpa de quien usó la pirotecnia"."La banda sí (puede ser acusada), porque su actuación es la que produjo el incendio y es necesario comprobar si ellos podían hacer aquello o no", explicó Meinerz, quien no precisó si los integrantes de la banda ya fueron interrogados por la policía.El acordeonista de la banda, Danilo Jaques, pereció en el incendio, según sus compañeros.79 HERIDOS EN CUIDADOS INTENSIVOSEl ministro brasileño de Salud, Alexandre Padilha, dijo hoy que quedan 79 personas hospitalizadas en cuidados intensivos después del incendio de la madrugada del domingo en una discoteca en el sur de Brasil que causó al menos 231 muertos.Cerca del 80 por ciento de esos internados son pacientes que sufrieron una intoxicación al inhalar el humo del incendio de la discoteca Kiss, de la ciudad de Santa María, en el Estado de Río Grande do Sul, y el 20 por ciento restante son heridos con quemaduras graves.Cuarenta heridos permanecen en hospitales de Santa María y 39 fueron trasladados a centros médicos de Porto Alegre, la capital regional, y ciudades de su región metropolitana, tres de ellos en las últimas horas.Padilha dijo que en la última noche no se registró ninguna muerte entre los pacientes ingresados en hospitales, aunque advirtió de que los próximos días serán "críticos" para los enfermos.El ministro alertó que las personas que estuvieron en la discoteca y que inhalaron el humo podrían correr riesgo todavía de contraer una infección respiratoria grave.