También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Aumenta la suplantación de la identidad de Internet para contratar servicios como agua o teléfono.

Aumenta la preocupación de los ciudadanos por el tratamiento en Internet de sus datos personales. Las principales reclamaciones ante la Agencia Española de Protección de Datos están relacionadas con la suplantación de la identidad a la hora de contratar servicios de telecomunicaciones, agua o electricidad.

Suplantación de identidad
 

Esta suplantación se traduce en que la persona se encuentra con la facturación de servicios que no ha contratado y que tiene que pagar. Como desconoce la existencia de esos servicios a su nombre, se ve incluido en ficheros de morosidad por supuesto impago.

Estas reclamaciones son el 55% del importe global de sanciones impuestas por la Agencia. Según Jesús Rubí, Adjunto a la dirección de Protección de datos, “Estas reclamaciones ha dado lugar al volumen más importante de imposición de sanciones económicas, por lo que los grandes prestadores de estos servicios están mejorado su sistemas de identificación de las personas con medidas anti fraude.” Rubí recuerda que la agencia ha iniciado una investigación de oficio no con ánimo sancionador, sino para detectar deficiencias y hacer recomendaciones que eviten estas suplantaciones”.

En total durante este año ante la Agencia Española de Protección de datos se plantearon 10.651 denuncias o reclamaciones de tutela de derechos, un ligero incremento con respecto a 2016. Pero lo que sí se ha producido es un incremento considerable en los dos últimos años de las denuncias planteadas ante la Agencia en relación con el tratamiento de datos en internet. Han aumentado más de un 36'8%. Son numerosos los casos de actuaciones realizadas con denuncias posteriores, por la difusión de datos de terceros, intrusiones en sitios webs relevantes o quiebras de seguridad en internet.

El derecho más ejercido por los ciudadanos sigue siendo el llamado “derecho de cancelación”. Este derecho consiste en el derecho que tiene el ciudadano de modificar datos que considere inexactos, incompletos, excesivos o inadecuados. El ciudadano puede requerir al responsable del fichero que rectifique los datos que considere necesarios o directamente los elimine definitivamente del fichero. En 2017 se han planteado 750 reclamaciones ante la la Agencia española de Protección de datos. Estos son los que actúan, pero durante este año con dudas se han planteado 256.000 consultas, y eso es un 8% más respecto al año anterior. Los temas más consultados son los que hacen referencia a los ficheros de solvencia patrimonial, la videovigilancia y las obligaciones de aquellos que tratan datos.

La Agencia tiene el Canal Joven para potenciar la comunicación con los menores, padres y profesores en materia de datos y han atendido cerca de 900 consultas. Los que más llaman los educadores.

La preocupación por el tratamiento en internet de sus datos personales, coinciden con los datos que revelaba el CIS hace unos días: Más del 68% de los españoles no tiene confianza para dar su número de tarjeta en internet, compra segura en Internet. La Agencia dispone en su página web de una guía para comprar seguro en Internet.

Todos estos datos están incluidos en la Memoria 2017 de la Agencia. Uno de los objetivos es fomentar que empresas y organizaciones cumplan con los requerimientos del Reglamento General de Protección de Datos y para ello existe una herramienta de ayuda para pymes que traten datos considerados de bajo riesgo

Lo más visto