También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
TOROS | 4ª Feria de Abril

Atípica Puerta del Príncipe

Diego Ventura ha abierto este domingo la ansiada Puerta del Príncipe tras cortar tres orejas a parados toros de Fermín Bohórquez. Andrés Romero, que fue ovacionado en el toro de su alternativa, cortó dos apéndices. Andy Cartagena fue silenciado en ambos toros. 
Diego Ventura en su novena Puerta del Príncipe conquistada este...
Diego Ventura en su novena Puerta del Príncipe conquistada este domingo. EFE

No me cabe la menor duda que posee el encanto natural de los grandes. Un valor de miedo, un increíble y fácil dominio de la cabalgadura y una quietud delante del toro apabullante. No voy a negar que cada tarde se le descubren más y completas cualidades que junto con su tauromaquia distinta y al filo de lo imposible deleita a un público, hoy, poco exigente. Creo, sinceramente, que Diego Ventura es un torero capaz de emocionar con un sólo quiebro, con una pirueta en la misma cara del toro. Y así lo hace y así lo hizo esta tarde en momentos de interés. Pocos. No los suficientes para abrir la Puerta del Príncipe de par en par.Todo es atípico en esta compleja Feria de Abril  -celebrándose en mayo- en la Maestranza. Hasta el público, que ha vibrado con el arte de Marialba  en contadas ocasiones, quizás debido el descastado y soso comportamiento de los toros de Fermín Bohórquez, ha pedido enloquecido las dos orejas  tras la espectacular muerte del quinto y tras el gesto, enloquecido también, de Ventura, tirándose del caballo para escenificar el último momento de la lidia. Desmedido el premio otorgado que resta credibilidad a la plaza, a Sevilla y a su Feria. Diego Ventura cortó las dos orejas del manso y parado quinto tras exponer en la lidia toda su sabiduría y experiencia. Al no acabar de romper la faena, pese al espectacular galope a dos pistas de de “Nazaré” y clavar al quiebro sin  demasiado ajuste, le echo valor para conseguir dejar los palos arriba con “Milagro”, para sacar al final a “Morante” y animar una lidia que transcurría sin pasión. Entre los característicos mordiscos del caballo y las banderillas cortas a toro parado el público explosionó. Espectacular rejón trasero y, lo dicho, dos nuevos apéndices que con el conseguido en el tercero le posibilitó abrir por novena vez  la ansiada Puerta del Príncipe.Al tercero, noble y sin demasiado fondo,  lo toreó con la grupa de natural manera. Después con “Chalana” logró quebrar recreándose en la suerte, clavar con lentitud y adornarse con espectaculares cabriolas a la salida del par. Giró y giró como una peonza en la cara del toro. Cabalgó sobre”Oro” para quebrar y clavar de frente y al estribo. Tres de las cortas montando a “Remate” puso fin a una faena, que tras llamativos adornos, un rejón de muerte y descabello, fue premiada con una oreja. Andrés Romero tomó el rejón que significaba la alternativa de manos de Andy Cartagena en presencia de Diego Ventura, para comenzar la lidia de “Opositor”, quizá el mejor toro de la descastada corrida. El onubense demostró valor y sinceridad en las distintas suertes. Expuso, incluso, demasiado a sus cabalgaduras, y a veces hasta el límite de la cornada. Tuvo un comienzo emotivo al recibir al toro adentrado en la bocana de chiqueros y torear después sirviéndose del Marsellés a lomos de “Perseo”, el caballo que a la postre resultaría herido. Quebró y clavó al estribo con “Guajiro”, adornándose tras la suerte con llamativas piruetas. Tres banderillas cortas dejó en lo alto antes de fallar con el rejón de muerte y descabello en repetidas ocasiones.Con el sexto, parado también, le echo ganas a raudales. Y pese a fallar con los palos en alguna ocasión, levantó la faena a lomos de “Guajiro”. Clavó al quiebro y finalizó con las cortas montando a “Bambú”. Tras el rejón de muerte las dos orejas se antojan excesivas. Andy Cartagena realizó un rejoneo clásico y natural. El alicantino ha eliminado los aspavientos y le ha dado a la lidia una enorme seriedad. Toreó muy despacio al noble y manso segundo llevándolo imantado a la cola de la cabalgadura. Todo lo hizo en su justa medida. Clavó dando los pechos  y se lució en los quiebros, aunque en alguna ocasión resultaron desajustados los encuentros y dejó algún que otro palo a la grupa.  También lo hizo al estribo y a dos manos con un espectacular par al violín. Pinchó a su primero y todo quedo en silencio. Más desigual fue la lidia del cuarto, manso y totalmente parado. De nuevo falló con el acero. FICHA DEL FESTEJO Sevilla, domingo 4 de abril de 2014. 4ª de Feria. Tres cuartos de plaza. Seis toros de Fermín Bohórquez, aceptables de presentación, reglamentariamente despuntados, descastados y parados. El mejor el noble primero.  Andy Cartagena, silencio y silencio tras aviso. Diego Ventura, oreja y dos orejas. Andrés Romero, que tomaba la alternativa, ovación y dos orejas.