También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Así cayó el telón de acero

Hace 25 años se desmoronó en las urnas por primera vez un régimen comunista del otro lado de Telón de acero. La historia comenzó en los astilleros Lenin, en Gdansk, donde los obreros polacos se atrevieron a desafiar al poder de la mentira en agosto de 1980. Aparentemente nada jugaba a su favor. Por entonces no había comenzado la famosa Perestroika de Gorbachov y las cancillerías occidentales no daban un real por aquellos obreros que celebraban Misa diariamente en el patio de la fábrica. El único signo al que podían asirse era un hombre vestido de blanco, el Papa que Polonia había regalado inesperadamente al mundo. En los meses siguientes se abriría paso la libertad en Hungría, Alemania Oriental y Checoeslovaquia. En este último país, uno de los más opresivos contra la Iglesia, el arzobispo de Praga, cardenal Tomaseck, uno de los héroes de la llamada revolución de terciopelo, pudo recibir pocos meses después entre lágrimas a Juan Pablo II, que poco antes había resumido así estos acontecimientos: jóvenes, mujeres y hombres han vencido al miedo, la persona humana ha mostrado las reservas inagotables de dignidad, de valor y de libertad que lleva en su interior. Esta es una historia que no podemos olvidar.

Lo más visto