También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Premier | 26ª Jornada

Un Arsenal menguado empata a cero ante el Manchester United

El Chelsea continúa líder después del empate del Arsenal y tras la suspensión del partido del Manchester City.

Un Arsenal con la pólvora mojada perdió hoy la ocasión de recuperar el liderato en Inglaterra al empatar a cero en casa ante el Manchester United, en una jornada en la que el fuerte temporal que azota el Reino Unido canceló el Manchester City-Sunderland y el Everton-Crystal Palace. También en Londres, Steven Gerrard arrancó los tres puntos de Craven Cottage al convertir un penalti con el minuto noventa cumplido que deshizo el empate a dos con el que parecía condenado a terminar el encuentro de los "reds" ante el Fulham (2-3). Tras 26 encuentros, la cabeza de la clasificación está más apretada que nunca en la Premier, con los cuatro primeros equipos de la tabla -Chelsea, Arsenal, City y Liverpool- separados por tan solo cuatro puntos. La suspensión del partido del Everton propició además que el Tottenham, que apabulló al Newcastle a domicilio con un 4-0, se asentara en la quinta posición de la tabla, que da acceso a la Liga Europa y que pertenecía hasta la pasada semana al conjunto del español Roberto Martínez. La mayoría de los focos estaban dirigidos esta noche hacia el norte de Londres, donde los "gunners" volvían a aparecer ante sus aficionados para resarcirse de la goleada con la que volvieron de Liverpool este fin de semana (5-1). La víctima de hoy en el Emirates debía ser el United, que atraviesa una profunda crisis de resultados, pero los de Arsène Wenger se mostraron finalmente más mansos de los esperado y no pudieron mover el 0-0 inicial. Wenger esperaba una reacción del alemán Mesut Özil, que llegó este verano por 45 millones de euros y que ha perdido su impulso inicial en los últimos tiempos, tras haberse convertido en la pieza clave que llevó al equipo a lo más alto de la tabla. Los "gunners" están pasando apuros en las últimas semanas para mantener esa posición de privilegio y hoy volvieron a demostrar sus carencias ante un equipo que renunció a la posesión del balón y prefirió esperar a un contragolpe genial que nunca llegó. El holandés Robin Van Persie y el inglés Wayne Roonie, que la temporada pasada coronaron a los "diablos rojos" como campeones de la Premier, no son capaces de emular este curso aquellos resultados sin las directrices del veterano Alex Ferguson desde el banquillo. La llegada al equipo del español Juan Mata ha permitido a David Moyes abrir algo el juego por la izquierda, sin embargo hoy le volvió a faltar inspiración al equipo para batir a Wojciech Szczesny. Las mejores oportunidades para los visitantes las creó Van Persie, exdelantero del Arsenal, que en los primeros minutos encaró al portero polaco pero erró en su disparo cruzado. Poco después, el holandés se internó en el área para lanzar un centro raso que se paseó ante la meta "gunner" sin encontrar a nadie que lo empujara a la red. Por parte del Arsenal, el francés Olivier Giroud pudo cambiar el rumbo del partido con un remate de cabeza que salió desviado, mientras que otro remate de Laurent Koscielny fue rechazado por la defensa visitante en la línea de gol. Al mismo tiempo, al otro lado de la capital británica, el Fulham amagó con amargarle la jornada al Liverpool gracias a un gol en propia puerta del marfileño Kolo Touré en los primeros compases y un tanto del inglés Kieran Richardson en la segunda parte. El también inglés Daniel Sturridge, poco antes del descanso, y el brasileño Philippe Coutinho, a veinte minutos del final, equilibraron el duelo para los "reds", pero tuvo que ser Gerrard quien sellara el 2-3 final desde los once metros con el tiempo cumplido. En Newcastle se vivió menos emoción: el togolés Emmanuel Adebayor abrió a los veinte minutos el marcador para el Tottenham, que completó su goleada con tantos del brasileño Paulinho, el belga Nacer Chadli y un segundo gol de Adebayor a poco del final.

Lo más visto