También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
MUNDO | Le quitarán un hematoma del cerebro

Argentina, en compás de espera ante la operación de su presidenta

Cristina Fernández de Kirchner será intervenida esta martes de una lesión cerebrovascular. Le sustituirá temporalmente el vicepresidente Amado Boudou, cuestionado por la corrupción.
La mandataria argentina en una imagen reciente (Reuters)
La mandataria argentina en una imagen reciente (Reuters)
  • cope.es
  • cope.es

La presidenta argentina, Cristina Fernández, será operada hoy de una lesión cerebrovascular, después de que los médicos que le atienden valoraran nuevos síntomas como un "hormigueo" en el brazo izquierdo y una "transitoria y leve pérdida de la fuerza muscular" en el mismo miembro.Fernández ingresó ayer en la clínica Favaloro, de Buenos Aires, para someterse a nuevos estudios tras haber sido diagnosticada el pasado sábado de una "colección subdural crónica", un hematoma alojado en la cabeza producto de un traumatismo que sufrió el pasado 12 de agosto, por lo se le recomendó 30 días de reposo. Sin embargo, "la inicial propuesta de reposo debió ser modificada" debido a que la presidenta "presentó el domingo 6 de octubre, a las 19.30 horas (22.30 GMT), una sensación de hormigueo en su brazo izquierdo", precisó el centro médico en un comunicado. "Ante tal sintomatología -añade la nota- nuestro equipo se constituyó en la residencia de Olivos a los efectos de proceder al examen físico-neurológico constatando una transitoria y leve pérdida de la fuerza muscular del mismo miembro superior". Frente a dicho cuadro clínico, los médicos recomendaron la intervención quirúrgica que tendrá lugar hoy por la mañana y consistirá "básicamente en la evacuación quirúrgica de dicho hematoma".Cristina Fernández, de 60 años, sufre problemas de tensión y en enero del pasado año se sometió a una operación para extirparle la glándula tiroidea. Entonces y mientras se recuperaba de esa intervención, fue reemplazada durante tres semanas por el vicepresidente argentino, Amado Boudou, quien también representará a la mandataria en esta ocasión.Boudou, que asumió temporalmente ayer el Ejecutivo ante un notario, interrumpió el sábado una visita oficial a Brasil para regresar a Buenos Aires poco después de que la presidenta ingresara por primera vez en la clínica Favaloro."Ella (Fernández) quiere que se mantenga la gestión y todo el equipo vamos a mantener la gestión. ¡Fuerza Cristina, fuerza Argentina, vamos todos juntos!", afirmó hoy Boudou en un acto en la casa de Gobierno, antes de que se formalizara el trámite notarial que le convierte en la máxima autoridad del Estado temporalmente.La asunción de Boudou había sido puesta en duda por medios locales y analistas en medio de duras críticas por la presunta vinculación del vicepresidente con escándalos de corrupción.  Además, en plena campaña para las elecciones legislativas del próximo día 27, el protagonismo de un dirigente con un fuerte deterioro en su imagen pública podría afectar negativamente al sector gubernamental, que afronta los comicios más difíciles en 10 años, según han coincidido los analistas.Al vicepresidente argentino se le relaciona, entre otros asuntos, con un supuesto uso de influencias en beneficio de la imprenta Ciccone, ahora Compañía de Valores Sudamericana, cuando era ministro de Economía (2009-2011) durante el primer Gobierno de Fernández.En abril pasado el fiscal Jorge Di Lello le imputó además en el marco de una denuncia por enriquecimiento ilícito. A través de Twitter, representantes de la oposición, como el candidato a diputado por la provincia de Buenos Aires por el Frente Renovador, Sergio Massa, enviaron mensajes de ánimo a Fernández."Nuestro deseo de una pronta recuperación a la Presidenta de la República", señala Massa en su cuenta de la red social. "Deseamos a la presidenta tranquilidad y pronta recuperación", indica en un tuit, Margarita Stolbizer, del Frente Progresista Cívico y Social, quien añade que "es imprescindible información completa y confiable sobre su estado de salud".También miembros del gobernante Frente para la Victoria, como el gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, o el primer candidato a diputado por esa provincia, Martín Insaurralde, se solidarizaron con la presidenta y confiaron en su pronta recuperación.

Lo más visto