También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
El asistente castellonense Álvaro Rallo presenta una brecha en la ceja

El árbitro agredido del Mensajero-Barakaldo asegura que se le transmitió que a su salida "no debía haber ningún problema"

El árbitro Fernando Navarro, agredido junto a sus asistentes tras el partido Mensajero-Barakaldo, ha presnetado un anexo al acta en el que explica que tanto el club como la Policía Nacional le trasladaron que “no debía haber ningún problema” sobre su seguridad.

El árbitro adscrito al colegio castellonense, ha ampliado el acta del partido tras los incidentes acaecidos cuando abandonaban las instalaciones del Mensajero. Fernando Navarro sostiene que “cuando nos acercábamos a la puerta de salida, se intensificaron los insultos hacia nosotros y en el momento en que nos disponíamos a cruzar la puerta de salida, nos alcanzaron saltándose el cordón de seguridad dispuesto. Un aficionado me cogió de la mochila que llevaba en la espalda y me tiró una lata de cerveza por encima. Conseguimos llegar, entre empujones continuos, hasta el taxi que nos tenía que llevar al aeropuerto”. Lo peor se lo llevó el árbitro asistente Álvaro Rallo quien “cuando íbamos a entrar en él -taxi-, una persona consiguió llegar hasta la posición del Asistente Nº2, cogiéndole la cabeza y golpeándosela contra el coche, produciéndole un fuerte golpe en la cabeza y un corte en la frente, de los que adjuntamos parte médico. Posteriormente, el Asistente Nº2 fue tratado en la ambulancia desplazada a las instalaciones deportivas, la cual lo trasladó hasta el aeropuerto”. Rallo presenta una brecha en una de las cejas como consecuencia del golpe afectado. La Cadena COPE ha podido saber el equipo arbitral ha presentado una denuncia poniendo en conocimiento de las auitoridades pertienentes los hechos de los que fueron víctimas, independientemente de la sanción que pueda recaer en el Mensajero por la agresión. Pese a la situación vivida y a los daños físicos y psíquicos, el equipo arbitral se encuentra “bien”, según las fuentes consultadas por COPE.