También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Santoral del martes, 25 de marzo de 2014

La Anunciación del Señor

Hoy celebramos la Encarnación del Señor, justamente nueve meses Antes del Misterio de la Natividad del Señor. “Establezco hostilidades entre ti y la Mujer. Entre tu estirpe y la Suya. Ella te herirá en la cabeza cuando tú la hieras en el talón”. Así prometía Dios la salvación al género humano en el Paraíso.

Esta promesa de Redención se hizo realidad al cumplirse la plenitud de los tiempos cuando envió Dios a su Hijo, nacido de Mujer para rescatar a los que estaban bajo el peso de la Ley y recibir el don de ser hijos por adopción. Es San Lucas el evangelista que nos cuenta cómo el Señor envía al Arcángel San Gabriel a Nazareth de Galilea para ofrecer a una Virgen de nombre María, desposada con un hombre llamado José, de la estirpe de David el ser su Madre. El Plan de la Providencia es concebir un Hijo por obra del Espíritu Santo al que llamará Jesús, cuyo Reino no tendrá fin. Prueba de todo esto es que su pariente Isabel, que era estéril, ha concebido un hijo y ya está de seis meses. María acepta desde la sencillez y la confianza en el Cielo, proclamándose la Esclava del Señor. Así comienza el designio salvífico sobre el género humano, tal y como viviremos estas próximas jornadas con los Misterios Centrales de nuestra Fe, en la Semana Santa. Iconografía: Muchos han sido los artistas que han recreado con diversidad de versiones el momento en el que San Gabriel. Una de las más emblemáticas es la que pintó Fray Angélico de Fiésole. En ella al fondo s eencuentran Adán y Eva expulsado por el Ángel del paraíso, representando a la humanidad que pecó, y a la que contrarresta María Nueva Eva, que acepta dar a luz al Nuevo Adán, Cristo. Otros Santos: Abel, Isaac y Rebeca.

Lo más visto