También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
LÍNEA EDITORIAL

Ante el final de Chávez

Las últimas informaciones del ministro venezolano de Comunicación, Ernesto Villegas, parecen una preparación para el anuncio inminente de la muerte de Hugo Chávez. Villegas ha asegurado en las últimas horas que el presidente venezolano ha sufrido un empeoramiento de la función respiratoria. Todo un cambio después de que, a pesar de lo evidente, el régimen bolivariano durante las últimas semanas haya negado la gravedad de su líder. Con la que parece cercana muerte de Chávez se abre un escenario incierto en el que tanto la comunidad internacional como la oposición tienen que moverse con cautela e inteligencia. Cuba, que es la que ya manda a través de Maduro, intentará que se perpetúe un chavismo sin Chávez.   La legislación venezolana es bastante clara respecto a lo que hay que hacer en caso de fallecimiento del presidente: convocar elecciones. Su toma de posesión, de hecho, ya fue una irregularidad jurídica. La comunidad internacional debe garantizar que esa previsión legal se cumple pero no como una exigencia externa sino como una reclamación del propio pueblo venezolano. Una injerencia externa torpe sería contraproducente. Pero la celebración de elecciones no garantiza, de por sí, el relevo. El chavismo controla prácticamente todos los medios de comunicación. La oposición debe desterrar cualquier tentación de división y agruparse en torno a Capriles. En las pasadas elecciones demostró que sabía huir de las provocaciones del chavismo que van a ser muchas. 

Lo más visto