También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

20 años sin Antonio Herrero

Se cumplen 20 años de la muerte del periodista que marcó el futuro de la radio. Maestro para unos, acicate para casi todos. Antonio Herrero sigue estando presente dos décadas después de su muerte

Antonio Herrero
 

Tags

"Era un animal del periodismo. Jamás he visto a nadie con tanto olfato para detectar lo que iba a ser noticia, para “crear” una noticia.

Fue mi maestro, mi padrino de profesión. El primero que me dio la oportunidad de trabajar con un grande, con un monstruo de la radio. Con él aprendí muchas cosas. Y muchas más que debería haber aprendido. Pero no nos dio tiempo, a ninguno de los dos.

Algunas me las enseñó a regañadientes. “Llama a la casa de Tomás y Valiente”. Un 14 de febrero yo querría haber hecho otra llamada, pero me tocó hacer esa…”Perdone, ¿es el domicilio del Sr. Tomás y Valiente?”, “Sí, dígame”, “Le llamo del programa de Antonio Herrero, Cadena Cope”, “Sí, dígame, soy su hijo…”, “Veo que aún no les ha llamado nadie…”. Y se quebró de repente la paz del hogar y les cambió la vida. Su padre acababa de ser asesinado.

Lloré en una playa gallega escuchándole hablar del asesinato de Miguel Ángel Blanco, un 11 de julio. Era mi cumpleaños y Antonio me regaló una nueva lección de periodismo. Y de injusticia. Y de dolor por el muerto.

Le vi llorar en directo, entrevistando a la viuda de Francisco Fernández Ordóñez, cuando su cuerpo acababa de volver a la madre tierra. Ella no lloró ese día. Antonio sí.

Tuvimos la suerte de poder despedirnos. Como si él supiera que iba a ahogarse. “¿Qué tal ha sonado el programa?”, “todo bien Antonio, descansa y nos vemos a la vuelta”, “recuerda siempre que si necesitas algún día algo, dímelo”. Como si supiera lo desprotegida que me quedaba.

Quise verlo muerto. Pasé muchos minutos delante de su caja. Lo necesité entonces y aún lo necesitaría ahora. Porque aún hay días en los que me cuesta creer que tanta vida esté muerta…"

Así recuerda Beni Armada a su jefe desde junio de 1989 hasta mayo de 1998.

Antonio Herrero a grandes rasgos

Murió un dos de mayo de 1998 a las seis de la tarde.

Aquel puente de mayo Antonio Herrero se marchó a Marbella, su refugio. El lugar en el que encontraba el descanso, pero aquella vez, fue un descanso inesperado.

En Marbella disfrutaba de amigos, familia y de una de sus grandes pasiones. La pasión que lo mató: bucear.

Sus más allegados recuerdan que, ese 2 de mayo de 1998, Antonio quería meterse en el agua pero dudaba. El día estaba feo, la temperatura no era buena, el agua no estaba bien y además la noche anterior había cenado mucho.

Antonio, ese hombre al que parecía que nada le asustaba, se metió el mar y se ahogó con su propio vómito mientras buceaba. El hombre que padecía una gastritis crónica consiguió salir a la superficie y hacer gestos pidiendo auxilio a quienes se quedaron en el barco. Pero las personas que lo acompañaban, entre ellas su mujer, no entendieron sus señales de socorro. Cuando llegaron al punto donde estaba Antonio, él ya había muerto. Tenía 43 años.

Nació en Madrid el 5 de febrero de 1955. Se licenció en periodismo en la Universidad de Navarra. Comenzó su andadura profesional haciendo prácticas en el Diario de Navarra y en El Norte Deportivo de Pamplona. De ahí a ABC y después a Antena 3 de Radio hasta que llegó a Cope.

Antena 3 radio. Ahí fue donde empezó su carrera radiófonica. Haciendo saltar audimetros y consiguiendo contratos publicitarios inesperados. Pero no empezó ocupando el ansiado puesto del 'prime time' de la mañana. Informó de motor, incluso tuvo un programa de información local, “Madrid ciudad abierta”. Ya, en 1984 llegó “El primero de la mañana”. Y con ese programa, se instaló la revolución en las ondas.

La fórmula la tenía clara.

-Informar con pasión y hacer que las seis de la mañana, momento en el que empezaba el programa, fuera una buena hora para estar pendiente de la radio. De su radio, de la que Antonio Herrero hacía.

-Dar información y opinión sin casarse con nadie. Acercarse a las personas y ayudarlas. Ser un referente. Seguir ese olfato periodístico que le hacía ver dónde iba a estar la noticia y perseguirla.

Dicen de Antonio que era un líder, en el sentido estricto de la palabra, que tenía una gran seguridad en sí mismo, que era protector y generoso. Vivía lo que hacía y lo que contaba.

Grandes momentos de radio

El 14 de septiembre de 1992 fue su primer programa en COPE

  • authors and signature:lista con un numero insuficiente de elementos

21 de abril de 1995. Antonio Herrero entrevista a José María Aznar después de que ETA intentara asesinarle. Antonio majeando los silencios.

  • authors and signature:lista con un numero insuficiente de elementos

El 7 de julio de 1997 Antonio visita el zulo en el que Ortega Lara permaneció secuestrado más de 500 días. El poder de descripción de Antonio.

  • authors and signature:lista con un numero insuficiente de elementos

Una de sus entrevistas más humanas e impactantes se produjo el 28 de septiembre de 1995. Un atraco con rehenes. Antonio quería hablar con quien tenía retenidas a esas personas para hacerle entrar en razón. Su equipo lo consiguió. Su entrevista... para quitarse el sombrero.

  • authors and signature:lista con un numero insuficiente de elementos

El 30 abril de 1998 se apagó su voz en COPE. Eran la seis de la mañana de un día cualquiera, que no resultó ser cualquier día.

  • authors and signature:lista con un numero insuficiente de elementos

De amigo a amigo

Acostumbrado como estaba Luis a hacer perfiles de distintas personas, por petición de Antonio, decidió terminar esa "sección" definiendo a su amigo en directo y en su propio programa. ¿Cómo reaccionó Antonio?

  • authors and signature:lista con un numero insuficiente de elementos

Lo más visto