También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Línea Editorial 7/12/2014

Un Año para renovar la vida consagrada

Monasterios de todo el mundo celebran mañana una gran cadena de oración que enlazará Eritrea con Arequipa, y la India con el Monasterio de la Encarnación de Ávila. Será el primer gran acontecimiento en el Año de la Vida Consagrada, inaugurado con la llegada del Adviento. A pesar de la dura crisis vocacional de las últimas décadas, en muchos países de África o de América Latina las congregaciones religiosas son un pilar básico de la sanidad y la educación. Sin los religiosos serían igualmente incomprensibles la historia y el presente de Europa. España, en particular, puede enorgullecerse de ser la cuna de Santa Teresa, de los jesuitas o los dominicos, o de seguir enviando hoy a miles de misioneros por todo el mundo. De ahí la importancia en nuestro país de un año en el que la Iglesia está llamada a hacer memoria del pasado con gratitud, y a redescubrir la imprescindible aportación que realizan hoy los religiosos. A esos religiosos el Papa les pide que reaviven su vocación, el momento en que se enamoraron de Jesús y decidieron dejarlo todo  para seguirle. Se trata de ganar en autenticidad para salir con alegría al encuentro de un mundo enfermo de desesperanza, en el que persisten tremendas situaciones de pobreza y otras no menos duras de vacío existencial. Todas ellas reclaman una presencia y un estilo de vida profético tan necesario hoy, o quizá más, que en otras épocas de la historia.

Lo más visto