También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Anda y haz tú lo mismo

De 

En la festividad de la Virgen de Lourdes, celebramos hoy el Día del Enfermo, este año bajo el lema “Anda y haz tú lo mismo”, las palabras evangélicas que nos evocan la figura del Buen Samaritano y con las que el Señor nos señala cuál es la actitud que hemos de tener hacia los demás, especialmente hacia los que están necesitados de atención. La sociedad contemporánea nos presenta a menudo, incluso de la mano de relevantes propuestas culturales, al dolor y a la enfermedad como tabúes de los que no hay siquiera que hablar o como pesados fardos de los que hay huir a toda costa. Pero, como nos recuerda Benedicto XVI en su encíclica “Spe salvi”, lo que cura al hombre no es esquivar el sufrimiento y huir ante el dolor, sino la capacidad de aceptar la tribulación, de madurar de y encontrar en ella un sentido profundo.El Año de la Fe que estamos viviendo constituye una ocasión propicia para intensificar el servicio de la caridad en nuestras comunidades eclesiales, para ser cada uno buen samaritano del otro, del que está a nuestro lado. En la historia de la Iglesia tenemos numerosas figuras que nos pueden servir de estímulo en esa tarea; personas como Santa Teresa del Niño Jesús, el venerable Luigi Novarese o la Beata Teresa de Calcuta, por citar sólo algunos ejemplos, nos enseñan a estar cerca de las personas enfermas y a valorar el sufrimiento desde el punto de vista humano y espiritual. Y siguiendo ese ejemplo, así lo hacen, con apasionada entrega, muchas personas en instituciones sanitarias, a quienes hoy, de forma particular, reconocemos su labor con profundo agradecimiento. En todos ellos se hace visible cómo la aceptación amorosa y generosa de toda vida humana, sobre todo si es débil o enferma, forma parte fundamental de la misión de la Iglesia.

Lo más visto