También en directo
Ahora en vídeo
Línea Editorial 12/12/2014

Ambicioso programa de reformas en Francia

De 

El Gobierno francés ha presentado el más ambicioso proyecto de reformas económicas en décadas. A juicio de no pocos expertos, las medidas se quedan cortas. Así y todo, Hollande está dispuesto a llegar más lejos que cualquiera de sus predecesores de uno y otro signo. El mismo Hollande que llegó a la presidencia con una declaración de guerra al mundo de las finanzas ha puesto en manos del reformista Manuel Valls su supervivencia política. Se trata de una rectificación en toda regla, en un país que no ha conocido unos presupuestos equilibrados desde 1974. Son medidas obligadas por las presiones de Berlín y Bruselas, y por el estancamiento de la economía gala, camino cerrar su tercer año consecutivo con crecimiento próximo a cero. La situación no es calamitosa, pero sin reformas Francia corre el peligro de hundirse en la insignificancia, arrastrando al conjunto del continente. El problema es que Hollande ha perdido toda credibilidad ante el electorado y ni siquiera tiene garantizado el respaldo de su partido. La oposición conservadora se encuentra también muy dividida. El xenófobo y populista Frente Nacional es el gran beneficiario de esta situación, que resume bien el momento de decadencia que atraviesa Europa. Francia, al menos, ha llegado a un diagnóstico claro sobre la necesidad de reformas… Ahora falta un proyecto claro de un modelo de país para el futuro.

Lo más visto