También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Tras pagar la sentencia de la avenida Generalitat

Almassora prevé liquidar el año 2012 con una deuda inferior al 70%

“Vamos a pagar la sentencia de la avenida Generalitat y a cerrar 2013 con una deuda 35 puntos inferior a la heredada por el PSPV. Esperamos que se sitúe por debajo del 70%, concretamente en un 60,8%”. El alcalde de Almassora, Vicente Casanova, ha comparecido hoy en rueda de prensa para desgranar el informe relativo al Estado de liquidación del presupuesto del Ayuntamiento de Almassora correspondiente al ejercicio 2012.

Un saldo en positivo que permitirá al municipio pagar la sentencia de la avenida Generalitat y cerrar el año, “en el peor de los supuestos, con un 60,8% de deuda municipal”.   “Nuestro objetivo es pagar, y pagar cuanto antes. Antes incluso del 17 de julio, fecha límite fijada por el Tribunal Superior de Justicia para abonar la deuda”. La sentencia de la avenida Generalitat obliga al consistorio a abonar una cuantía de 7.857.328,58 en concepto de indemnizaciones a los que cabe sumar los correspondientes intereses. “Con el superávit obtenido de la liquidación del ejercicio 2012, un total de 3.042.108,73 euros; la reserva de 529.821,92 euros que teníamos previstos este año para pagar la sentencia; y una deuda del 39,19% a fecha 1 de enero de 2013, disponemos de una capacidad económica desahogada para afrontar el pago de la sentencia”, ha considerado el alcalde.   En este escenario, el Ayuntamiento de Almassora aprobará en el pleno del próximo lunes 11 de marzo el pliego de condiciones para la concertación de un préstamo bancario por importe de 6 millones de euros. “Es una cifra que excede las necesidades actuales. Sin embargo, vamos a ser conservadores, y dado que del superávit aflorado hay una parte del mismo que el consistorio cobrará sustancialmente a partir del mes de agosto, hemos preferido fijar una cantidad mayor para pagar cuanto antes a los afectados por la avenida Generalitat”.   Así las cosas, “una vez el consistorio empiece a cobrar estos mayores ingresos reflejados por la liquidación del ejercicio 2012, empezaremos a amortizar las operaciones crediticias más desfavorables para los intereses municipales”. En este sentido, “si en el peor de los supuestos Almassora no lograra saldar ni un solo euro de los seis millones previstos en créditos, cerraríamos el ejercicio 2013 con una deuda del 60,8%. Una circunstancia que dudamos que se produzca, ya que está previsto que en el segundo semestre se empiece a cobrar este superávit que nos permitiría bajar la deuda del cierre del ejercicio”.   En todo caso, Casanova, atendiendo a un examen muy conservador del escenario económico, “si nos quedáramos a final de año con la deuda completa de los 6 millones sin amortizar un solo euro de los mismos, nuestro cierre del ejercicio se situaría 35 puntos por debajo del heredado de manos del PSPV en el año 2003”. Cabe recordar que el equipo de gobierno del Partido Popular recibió la alcaldía en el ejercicio 2003 con una deuda del 95%. “Hoy la deuda se encuentra en un 39,19% y si cerráramos 2013 con un 60,8% estaría muy alejada de la generada por el PSPV durante su etapa de gobierno y muy alejado del límite del 110% fijado por el Estado”.