También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Entrevista

Albelda, en COPE Valencia: "En mi entorno son pocos los que creen que he hecho bien"

Tras 15 temporadas defendiendo la camiseta del Valencia CF, David Albelda se va. El capitán cuenta cómo, cuándo y por qué tomó la decisión e incluso ha dicho, que estuvo a punto de dejarlo antes.
David Albelda, en COPE Valencia
David Albelda, en COPE Valencia

De 

Tras 15 temporadas defendiendo la camiseta del Valencia CF, David Albelda se va. La semana pasada dijo que al “95%” no seguiría y hoy, lo ha confirmado en Deportes COPE Valencia. El capitán cuenta cómo, cuándo y por qué tomó la decisión e incluso ha dicho, que estuvo a punto de dejarlo antes. Se le va a echar de menos: De un día para otro se olvida todo. La decisión no la tomó de un día para el otro…: No, ni mucho menos. Esto no es una decisión fácil. Uno le da vueltas a la cabeza durante mucho tiempo y hay que tomar decisiones. Mucha naturalidad y algo muy normal en el fútbol cuando tienes cierta edad y llevas tantos años en un club. ¿Por qué dejarlo caer tan pronto?: Fue una rueda de prensa normal, dentro de la rutina. Quise hacerlo de manera natural. Evidentemente esto te lleva a un segundo plano pero en lo deportivo no. Seguiré hasta que finalice mi contrato dándolo todo. Quitarle importancia a algo tan importante va mucho con su forma de ser: Yo creo que si me tuviera que definir, el protagonismo que he alcanzado ha sido porque cuando he ido ante los medios os he dado muchos titulares. He expresado lo que sentía sin miedo a represalias ni al qué dirán. Es bastante difícil encontrarlo hoy en día en los jugadores. No van con libertad a responder. ¿Por qué se va?: Yo creo que ha llegado un momento en el que uno se encuentra bien físicamente pero hay un factor psicológico de muchos años porque lo requiere el club. La implicación, el conocer todos los aspectos que maneja el club por dentro, sus personas, te desgasta. Son muchos años al pie del cañón. Tengo la idea de irme con un buen recuerdo y sintiéndome bien. Considero que es el momento de hacerlo. Algunos dicen que ‘se tira del barco. Se borra’ sabiendo quizás lo que le espera a la entidad: La verdad no valoro las estupideces. Me parece una estupidez muy grande quien diga esto. Es absurdo. No entra en mi cabeza. De situaciones más absurdas y complicadas he tenido que afrontar y convivir. Llega un momento en el que uno ve que tiene que emprender otra marcha, otro camino. Espero que el futuro del Valencia CF sea ojalá muy bueno y mejor de lo que es. Cuánta gente está aprovechando para despedirse, deportivamente hablando: Yo lo veo con la naturalidad de que la retirada o el marcharme estaba más cerca que lejos, por la edad que tengo y los años que llevo en el club. No creo que sea nada extraño o raro. Lo cómodo habría sido alargar, estar a la sombra y cobrar un buen dinero. Pero no va conmigo. Valoro más lo deportivo y eso sí que me preocupaba. Llegar a los 36 años y no dar un buen rendimiento deportivo. Esa es mi preocupación más grande en mi relación con el Valencia CF. ¿Qué le dijo su familia?: En mi entorno son pocos los que creen que he hecho bien. Respetan mi decisión pero lo ven como aficionados. Van al campo y piensan: “¡ostras, el año que viene no estarás!”. Pero respetan mis decisiones en el trabajo. ¿Alguna discusión?: No… (ríe) Bueno, amigos que te dicen: “¡pero si estás bien, dónde vas!” o “no, hombre, no. Tú aguanta ahí, hasta el último día y…” Y les digo que no, que se dejen estar. Una curiosidad: está a 10 cartulinas para alcanzar a Hierro como el jugador más amonestado en la historia de la Liga: ¡Lo puedo batir! (Ríe) ¿Es un título? Todavía lo puedo conseguir. ¿Siente el reconocimiento de la grada?: Lo he sentido siempre. Conseguir lo que he conseguido los años que he estado ahí, es para estar más que satisfecho. Cuando era pequeñito, ahí en mi pueblo, te lo habría firmado. No 15, ¡10! Tantos años en Primera, que el cuerpo te respete, sentirte querido por tu gente… no necesito más. Es muy valencianista…: Mira: yo recuerdo ir al campo y pagar 1500 pesetas. Era medio entrada, porque mis padres trabajaban y no podía tener pase. Sector 28-29. En las banderas me ponía con la ‘Peña valencianista La Ribera Alta’. Y veía a Fernando, a Roberto… 1500 pesetas pagaba. ¿Pitaba?: No. Para mí era todo nuevo. Las carreteras no eran como ahora. Tardábamos hora y media en llegar de Alzira y La Pobla Llarga. Como para pitar. ¿Existe cierta desilusión en la grada?: La gente económicamente no está bien. Le viene mal y tiene que quitarse cosas. El Barça también ha perdido socios este año y son los mejores del mundo. No lo enmascaremos. La crisis está siendo muy dura y es normal que los campos no se llenen. La gente no puede, está sufriendo y lo pasa mal. ¿Le duelen comportamientos o situaciones como las que se dan en el vestuario? Caso de Gago o de Banega: Para cualquier equipo o vestuario no es lo mejor. No me duele porque ahora mismo soy jugador. Valencianista porque me he criado así pero soy jugador. Hay gente por encima que se debe encargar de estas cosas. ¿Ejerce de capitán en el vestuario?: Intento colaborar para que haya una buena conexión entre la plantilla y el club. Pero sinceramente: a veces desde fuera se ve la figura del capitán como algo… que no es para tanto. El Albelda joven no habría cogido de la pechera a Banega…: Nunca he cogido de la pechera a nadie. No creo que sea la solución. Además, en estos casos hay mucha gente por encima de mí que cobra para solucionar estas cosas. Yo no tengo por qué solucionar eso. Si pudiera lo haría pero no tengo por qué. Está Llorente, Braulio, el entrenador… con el papel y el deber para solucionarlo. No yo. ¿Pensó en retirarse antes de terminar la temporada?: Hombre, pues sí. La verdad es que sí. El inicio con Pellegrino no fue bueno. Participaba poco y me iba a casa angustiado. No juego por mucho que entrene y lo pensaba y decía: “igual ya tendría que parar”. Pero no fue a más. Al final hay que ser dignos y no pensar sólo en ti. Hay una relación que acaba en junio y de alguna manera u otra hay que colaborar, ayudar y entonces hay que aguantar hasta cuando toque. Por la cabeza te pasan mil ideas pero no fue más allá. ¿Dónde le gustaría ir?: No lo sé. Cuando llevas toda la vida aquí, esperas a que aparezca algo que me atraiga, sea chulo y compense. Pienso: ¿qué será del fútbol sin esa mochila, ese peso de más desde tantos años de conocer el club, la implicación, haberte criado aquí? ¿Tú sabes lo que sería ir a entrenar y no enterarte de nada, de la prensa…? Hay líos y te vas a casa. Aquello es fútbol puro y duro. Aquí vivo pensando: “Ever, los cánticos… haber por dónde cojones salgo yo hoy de aquí”. ¿Se lo ha dicho al pequeño David?: (Ríe) Tiene 3 años recién cumplidos… no se entera. Y si lo extraña, siempre habrá cuatro recortes y cuatros cd’s para enseñárselos (ríe). Mi hijo llega al pueblo, ve los balones firmados y sólo quiere jugar con esos. “¡Que son como trofeos!” Y le da igual. Pellegrino y Valverde: Me dolió la salida de Mauricio a nivel personal, porque era compañero y amigo. Valverde ha encontrado la tecla, le ha dado normalidad a todo y en cuanto a resultados vamos bien a pesar de la derrota ante el Rayo y el Madrid. Estando mal o muy mal la primera vuelta liguera, seguimos a tiro de nuestro sitio donde deberíamos estar. ¿Le parece precipitado que se hable de renovar a Valverde ya?: Si te paras a pensar en los resultados, comportamientos, el camino desde su llegada… creo que hay muchos factores que indican que podría ser un entrenador ideal. En un principio apunta que podría hacerlo bien. Qué le parece Javi Fuego: Me gusta. Un buen futbolista que siempre que me he enfrentado a él me lo ha puesto difícil. Es muy correcto, con nivel, experiencia y que puede aportar al Valencia CF. ¿Será presidente?: Por mi cabeza no pasa ahora eso. Ahora sería una osadía pensar que puedo arreglar esto. No le llego ni a la suela de los zapatos a Llorente. ¿Le ilusiona en el futuro?: Por supuesto que me ilusiona, como a cualquier valencianista. Mi pasión es el fútbol y el Valencia y por encima sólo hay una cosa: la familia. ¿Le preguntan los compañeros por la situación económica y social del club?: No, no lo hacen. No creo que Cissokhó sepa quién es Fabra. ¿Se ha cruzado con Juan Soler?: Vivimos cerca, pero no nos saludamos. Yo voy de cara y una persona que me ha hecho daño para mí no existe. En un callejón estrecho me apartaré para que pase. Los que me tenían que odiar, me odian igualmente. Y los que me quieren lo siguen haciendo. Es imposible que todos te quieran. Me voy con la tranquilidad de que he aportado mi granito de arena y que he hecho mi trabajo lo mejor posible. Ya está.

Lo más visto