También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
FÚTBOL | Barcelona

Y ahora... las elecciones

Tras un año redondo, con el logro del triplete, los deberes del FC Barcelona pasan ahora por la elección de la nueva junta y por resolver el futuro de Luis Enrique.
Bartomeu es, de momento, el presidente del FC Barcelona (REUTERS)
Bartomeu es, de momento, el presidente del FC Barcelona (REUTERS)

El Barcelona, campeón de Europa al derrotar la noche del sábado a la Juventus en Berlín (3-1), ha cerrado un curso idílico en el que ha logrado por segunda vez en su historia el triplete (Copa, Liga y Champions), que celebrará por todo lo alto en la Ciudad Condal, aunque la agenda de pendientes se le acumula en un verano que será muy movido. Después de que los barcelonistas paseen en una rúa la Copa de Europa, que quedará en propiedad para el museo azulgrana, y que la traca final sea una gran fiesta en el Camp Nou, en la entidad catalana se tendrá que resolver el futuro de su entrenador, Luis Enrique Martínez, quien a pesar de tener aún un año de contrato, no ha manifestado ninguna intención por continuar. Este hecho, que en condiciones normales se abordaría como una simple marcha de un técnico para la entrada de otro, podría ocasionar un colapso en el club, debido a que la junta directiva tendrá que dimitir esta semana para el inicio de la precampaña electoral y la junta gestora no tiene como función llevar a cabo contrataciones, más allá de acciones ordinarias en el club encaminadas a preparar el proceso electoral. Por lo tanto, y a pesar de haber sido requerido constantemente para que se defina, Luis Enrique Martínez mantiene en vilo al barcelonismo, pues una negativa para seguir podría resultar un problema para la institución. De hecho, si se marchase, el club tendría un problema, pues a mediados de julio el equipo arrancará la pretemporada y el club posiblemente aún no haya escogido a la nueva junta. De hecho, y a pesar de un año redondo, con la consecución de todos los títulos posibles, tampoco se descarta que el entrenador esté meditando su marcha, por los hechos que se produjeron en enero, cuando el club despidió al director deportivo, Andoni Zubizarreta, el valedor del Luis Enrique Martínez, y quien constantemente ha recordado en estos últimos meses como una persona importante para él y que sin el exguardamenta azulgrana se sentía desprotegido. Además de esta situación, el Barcelona tendrá que resolver la continuidad de Dani Alves, a quien ha presentado una propuesta de ampliación de contrato que el brasileño considera insuficiente, por lo que el club catalán ha decidido apostar por el sevillista Aleix Vidal como lateral derecho, información que ha aparecido en algunos medios, pero sin confirmar por la entidad azulgrana. Con la marcha del capitán Xavi Hernández, quien jugó el sábado su último partido con el Barcelona, para emprender su marcha a Catar, y el futuro incierto de Alves, el equipo azulgrana podría perder de una tacada dos jugadores esenciales en un momento en el que debido a la sanción de la FIFA el Barça no puede entrar en el mercado de fichajes este verano. El último asunto importante que abrazará al club en breve es el proceso electoral que debería arrancar esta semana. A pesar de que las fechas aún no están fijadas, sí se sabe que las elecciones serán de mediados a finales de julio, y que la junta directiva tiene previsto esta semana convocar una reunión extraordinaria, cuyo único punto del día será la dimisión del presidente y de la mayoría de sus miembros y la activación de la junta gestora. Esta junta gestora, que estará presidida por Ramon Adell, por ser el presidente de la comisión económica, tendrá como cometido establecer el programa electoral, como así está regulado en los estatutos, pero cuya puesta en marcha dependerá del nuevo órgano constituido 'ad hoc' para que el barcelonismo escoja nuevo presidente. Para este proceso, hasta la fecha sólo se ha posicionado oficialmente el actual mandatario, Josep Maria Bartomeu, los excandidatos en anteriores elecciones Agustí Benedito (2010) y Jordi Majó (2003), y otro nuevo aspirante como es Jordi Farré. Se espera que uno de los directivos de la junta, Toni Freixa, también dé el paso adelante para luchar por la presidencia, mientras que todas las miradas están puestas en el que desde el 2003 y hasta el 2010 fue presidente del FC Barcelona, Joan Laporta, quien ha estado trabajando con colaboradores para preparar la campaña, pero a pesar de haber aparecido en numerosos actos públicos nunca ha dicho que se presentará. La salida de Laporta condicionará mucho el panorama electoral, especialmente por algunas plataformas que decidirán abandonar la intención de salir, como es la que lidera Jordi Torrent, exdirectivo de Laporta desde el 2008 al 2010. Pero en lo que condicionará la salida del expresidente será en las opciones de todos los que concurran, ya que todas las encuestas que se han dado a conocer públicamente (dos llevadas a cabo por Agustí Benedito y otra por la emisora Catalunya Ràdio) dan a Laporta la presidencia del Barça. A partir de este lunes, y especialmente a partir de la dimisión de la junta de Bartomeu, que debería ser entre el martes y el miércoles, se aclarará el panorama de aspirantes, los cuales deberán reunir algo más de 2.500 apoyos de los socios para convertirse en candidatos e iniciar la campaña electoral en la última semana, antes de la votación.

Lo más visto