También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Sector naval

Acuerdo en el juicio por los 4 muertos en una fragata noruega en Ferrol

El juez impone 9 meses de prisión para tres de los acusados por delitos de homicidio por imprudencia grave.

El juicio por la muerte de cuatro trabajadores en la fragata noruega 'Roald Amundsen' cuando se estaba construyendo en Navantia Ferrol en mayo de 2005 se ha resuelto con un acuerdo de conformidad entre las partes, que impone penas de 9 meses de prisión para tres de los acusados, por delitos de homicidio por imprudencia grave, y fija una indemnización total para los familiares de los fallecidos de cerca de 1,5 millones de euros. Los fallecidos en el accidente ocurrido el 11 de mayo de 2005 fueron dos hombres y una mujer, que trabajaban para la empresa de limpieza Mainfer S.L., y un soldador de la compañía auxiliar Tecnymo, que murieron por la inhalación de gas argón. El accidente se produjo cuando se iban a iniciar las tareas de limpieza de un tanque del buque en el que se habían realizado tareas de soldadura el día anterior por parte de la empresa Montajes Nervión S.L.. Sin embargo, el soldador no había desconectado la manguera de gas inerte, por lo que el gas argón acabó desplazando la totalidad del oxígeno. El soldador había avisado al encargado de su empresa de que no había desconectado la manguera de gas inerte, pero este omitió las comprobaciones que pudieran haber evitado la entrada de gas argón al tanque, según relata el acuerdo. Horas más tarde, J.F.A. y A.C.P. cursaron una visita al buque y a continuación, ordenaron a A.C.F., como jefe de obra de Mainfer, la limpieza de la totalidad de los tanques situados en la popa del buque, omitiendo el procedimiento previsto en la norma NPB2 para trabajos con riesgos especiales, según se puso de manifiesto en la vista. El día del accidente, dos trabajadoras de Mainfer S.L. accedieron al tanque y una de ellas se desmayó. La otra solicitó auxilio a otros dos empleados de la compañía, que acabaron falleciendo. Un cuarto trabajador, en este caso de Tecnymo, intentó auxiliarlos pero también murió por asfixia. El acuerdo de conformidad exime de responsabilidad al que entonces era el director de Navantia. En cuanto a las penas, impone nueve meses de prisión para A.C.F., jefe de obra de Mainfer; J.F.A., jefe de buque; y J.L.L., jefe de equipos de Montajes Nervión S.L., por delitos de homicidio por imprudencia. A los dos primeros se les considera autores también de un delito contra la seguridad de los trabajadores por imprudencia, por lo que se les impone la pena de inhabilitación especial para el ejercicio de sus respectivas profesiones.

Lo más visto