También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
RELIGION | Se ha firmado en el Vaticano

Acuerdo entre la Iglesia católica y otras religiones para luchar contra la esclavitud

Bajo el título "Global Freedom Network" la iniciativa anima al resto de confesiones a que se sumen a ella. La declaración subraya "que la esclavitud moderna y la trata de personas son un crimen contra la humanidad".
Representantes de las confesiones ante la prensa (foto Paloma García...
Representantes de las confesiones ante la prensa (foto Paloma García Ovejero)

El acuerdo, bajo el título "Global Freedom Network", fue firmado por el canciller de la Academia Pontificia de Ciencias y Ciencias Sociales, el argentino Marcelo Sanchez Sorondo; Mahmoud Azab, en representación del gran Imán de al-Azhar, y el anglicano David John Moxon, que representará al arzobispo de Canterbury, Justin Welby, y el fundador de la Walk Free Foundation, Andrew Forrest. La iniciativa fue promovida por la "Walk Free Foundation", que se define como un movimiento de todo el mundo para luchar contra la esclavitud moderna.     En la declaración conjunta se subraya que "la esclavitud moderna y la trata de personas son un crimen contra la humanidad" y que "la explotación física, económica y sexual de hombres, mujeres y niños condena a 30 millones de personas a condiciones inhumanas y al degradación". "Cada día en el que toleramos esta situación violamos nuestra humanidad común y ofendemos las consciencias de todos los pueblos", se lee en el comunicado conjunto.     En el acuerdo se invita a todas las religiones y gobiernos del mundo a "conducir el poder espiritual y el esfuerzo conjunto y la idea de liberación a desarraigar definitivamente la esclavitud y la trata" de personas en el mundo.     El acuerdo, Global Freedom Network, "se avalará de los instrumentos de la fe, la oración, el ayuno y la caridad" para luchar contra esta lacra social. Asimismo se anuncia que se instaurará una jornada de oración porlas víctimas y su libertad y que "todos los fieles y personas de buena voluntad son invitados a movilizarse".     Entre los varios puntos del acuerdo los firmantes se comprometen a animar al resto de confesiones a realizar programas de lucha contra la esclavitud y la trata de personas, a movilizar a los jóvenes o las familias, escuelas, universidades para que conozcan el tema. También enviar a 50 grandes multinacionales su propuesta para que garanticen que en sus empresas se excluya la esclavitud y la trata de personas.     La misma invitación se hará a 162 gobiernos, con el objetivo que 30 jefes de Estado apoyen públicamente este acuerdo antes de finales de año.     Otro objetivo será que el grupo de países que forma el G20 también condene la trata de personas, adopte medidas contra estas lacras sociales y sostenga el acuerdo hoy firmado.

Lo más visto