También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
TOROS | Deslucida novillada de Carmen Segovia

Actitud frente a mansedumbre

Gustó el concepto y la actitud de Curro de la Casa y Sebastián Ritter en la tercera y última novillada de la Feria de San Isidro en la que se lidió una mansa novillada de Carmen Segovia.
Desplante de Sebastián Ritter frente al sexto novillo de Carmen...
Desplante de Sebastián Ritter frente al sexto novillo de Carmen Segovia. IVÁN DE ANDRÉS

Madrid, lunes 27 de mayo de 2013. 19ª de Feria. Dos tercios de plaza. Novillos de Carmen Segovia, desiguales de presentación. Mansos y deslucidos en conjunto. Tomás Campos, silencio tras aviso y silencio. Curro de la Casas, palmas tras aviso y silencio tras dos aviso. Sebastián Ritter, silencio y saludos tras aviso.A punto estuvo de no poder darse la tercera y últma novillada de esta Feria de San Isidro. Durante las horas previas al festejo los cielos sobre la capital de España se abrieron de par en par, de donde cayeron granizo y agua en grandes cantidades. El ruedo quedó como una gran balsa de agua que poco a poco fue drenando, lo que unido a la labor de los operarios, hizo posible la celebración de esta novillada.Ese ambiente desapacible se trasladó tanto al ruedo como a los tendidos venteños. Tarde de escasos argumentos por culpa de una novillada desclasada y baja de casta de Carmen Segovia que no lidió ningún utrero con verdadera nobleza en el último tercio. La terna se contagió de todo ello y no hubo muchos momentos para recordar.Tomás Campos abrió plaza con un animal deslucido, que se movió siempre sin clase y echando la cara arriba. El extremeño se mostró firme y queriendo siempre conducir las embestidas del novillo de Carmen Segovia por abajo. Pero el novillo se fue apagando poco a poco y la faena se vivió sin demasiado interés desde los tendidos.Hizo el esfuerzo con el bruto cuarto, un toro que embistió con fuerza en los comienzos de su lidia pero que poco a poco se fue viniendo a menos. El quehacer de Campos no terminó de romper pese a su firmeza ante la aspereza mostrada por el utrero de Carmen Segovia.Gustó el concepto de Curro de la Casa en el novillo de su presentación en Las Ventas, un animal terciadito que nunca se empleó. El alcarreño manejó con soltura y temple las telas, sobre todo en una buena seria al natural en la que llevó muy toreado al novillo de Carmen Segovia. Debe 'vender' algo más el producto De la Casa ya que peca de excesiva frialdad. Se tiró a por todas tras de la espada siendo fuertemente volteado en el momento del embroque. Le bajó los humos iniciales al quinto Curro de la Casa doblándose por bajo al inicio de faena. Corrió la mano derecha con buen trazo en un par de tandas de buen corte. Firma la planta y largo el viaje. Después, el novillo comenzó a complicarse y la labor de Curro acabó por diluirse. Esta vez se le atascó el manejo de la espada y el descabello llegando a escuchar dos avsos. Abrevió Sebastián Ritter con su primero, un novillo deslucido que blandeó en exceso. Intentó el colombiano ligar los muletazos a media altura aunque vista la nula emoción y empuje de su oponente optó por quitárselo de enmedio con prontitud.El sexto embistió al paso y rebrincado. Ritter aguantó impávido varios parones al principio de faena y se la jugó siempre en la distancia corta. Muy valiente, el colombiano se apretó mucho con el novillo y haciéndole pasar por espacios inverosímiles entre su cuerpo y las tablas. Un pinchazo previo a la estocada final y un descaballo redujeron el premio a una fuerte ovación en reconocimiento a su actitud.

Lo más visto