También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Aborto y discapacidad

Sin que todavía se sepa el contenido de la reforma de la ley del aborto que prepara el Gobierno, la oposición sigue su escalada ideológica sin que nada haga presagiar un debate sereno y racional. Ayer en el Senado la socialista de Entesa, Mónica Almiñana, en línea con lo que ya afirmó Bibiana Aído, según la cual el feto es un ser vivo pero no un ser humano, insistió en que no se trata de una persona. Como consecuencia de esta perversión científica y jurídica, acabar con la vida del feto estaría justificado en cualquier momento de la gestación. El debate de ayer tenía como centro la acusación que se hacía al ministro de Justicia de mantener su intención de que no pueda abortarse por razón de discapacidad, a lo que Gallardón contestó que un discapacitado tiene el mismo derecho a vivir que una persona sin discapacidad.El ministro recordó algo que la izquierda ha tratado de disimular en todo momento: que el Comité de seguimiento de la Convención de la ONU sobre discapacidad ya pidió al Gobierno de Zapatero que suprimiera de los motivos de aborto la discapacidad del “nasciturus”. El Gobierno socialista no hizo el menor caso al anteponer sus argumentos ideológicos, ajenos a los datos de la ciencia y a las conclusiones de la sana razón.El ministro de Justicia afirmó con rotundidad que jamás se abortará en España por razones de discapacidad. Todo un anuncio de por donde va la reforma que pronto se presentará al Congreso y que, cuando menos, recuperará en parte el sentido común que parece haber perdido la izquierda.

Lo más visto