También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Línea Editorial 10032014

Abortar no te hace ciudadana

Este fin de semana se ha celebrado el Día de la Mujer. Todos los partidos han intentado hacer precampaña electoral para las europeas con esta cuestión, y el PSOE ha aprovechado la ocasión para criticar el proyecto de ley de protección del no nacido. En unas desafortunadas declaraciones, Elena Valenciano, cabeza de lista de los socialistas, ha asegurado que el Gobierno quiere crear mujeres-útero y no mujeres-ciudadanas. La metáfora es una barbaridad no solo por cuestiones estéticas. Implica una falta de respeto profunda a la maternidad y una mentira sobre qué hace a una mujer ciudadana. La maternidad, libremente elegida, es un bien para la mujer y para el conjunto de la sociedad. Los poderes públicos deberían remover los obstáculos que la han convertido en una decisión casi heroica. En todo caso la maternidad nunca puede ser considerada como un estigma. No se es más o menos ciudadana por poder abortar. Tanto el sentido común como nuestro ordenamiento jurídico reconocen que el aborto no es un derecho, es una tragedia. La sentencia del Tribunal Constitucional de 1985 lo dejó claro. Hay en juego una cuestión antropológica decisiva: es perverso vincular el status en la ciudad común a la muerte de una persona.  

Lo más visto