También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

«Abandonen toda pretensión vana de una solución militar»

No es cierto que el Papa se oponga a una intervención en Siria. La Iglesia reclama desde hace meses la implicación de la comunidad internacional, no para arrojar más gasolina al fuego sino para forzar una salida dialogada al conflicto y prestar asistencia humanitaria. El Papa Francisco dejó clara la posición de la Santa Sede en una carta enviada al Presidente de Rusia, anfitrión del G20. El Pontífice pidió a los líderes mundiales que «abandonen toda pretensión vana de una solución militar» y les recordó su «deber moral» de auxiliar a las víctimas de la guerra. Mientras, los embajadores acreditados en el Vaticano eran convocados a una reunión en la que el Secretario para las Relaciones con los Estados les explicaba las propuestas de la Santa Sede para solucionar el conflicto sirio.La voz de la Iglesia se hacía oír desde Roma, pero en Amán, la capital de Jordania, los líderes de las comunidades cristianas de Oriente Próximo han  proclamado su deseo de vivir en paz y como ciudadanos de pleno derecho. Los cristianos árabes se enfrentan a muchos problemas, y a menudo son obligados a abandonar la tierra donde han vivido sus antepasados desde hace 2 mil años, pero un bombardeo sólo va a empeorar su situación. «Basta, basta, basta», son las palabras que utilizó el nuncio en Iraq contra la violencia. Las tomó prestadas de un niño de tres años, que las pronunció segundos antes de ser asesinado por un terrorista en la catedral de Bagdad.

Lo más visto