También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

299 votos para la historia

La votación parlamentaria sobre la Ley Orgánica de abdicación del Rey ha supuesto mucho más que un trámite legislativo obligado por el cumplimiento del orden constitucional. Con 299 votos a favor, 19 en contra y 23 abstenciones, esta votación es expresión de que una amplia mayoría del pueblo español, a través de sus representantes  políticos, ha apostado por la estabilidad de nuestro pacto constitucional, en el que la monarquía juega un papel fundamental. Podemos sentirnos satisfechos  del alto consenso alcanzado en la votación y del hecho de que haya transcurrido según lo previsto, sin sobresaltos y en un clima de normalidad. Con el resultado de las votaciones se han despejado también ciertos fantasmas agitados estos días más en el terreno de lo virtual que en la realidad. Lo ocurrido esta mañana en el Congreso también ha reflejado el oportunismo y la demagogia de algunos grupos políticos. Si inaceptable es que los miembros de Amaiur desprecien a las instituciones que legitiman su propia presencia, resulta patético que varios diputados de la izquierda hayan aprovechado el acto del voto para reivindicar la República, burlándose de las normas parlamentarias. El caso de los diputados socialistas que han roto la disciplina de voto es síntoma de un problema interno que esa formación deberá resolver tarde o temprano. Después de la votación en el Congreso toca la normalidad institucional que pasa por la discusión de la ley de abdicación del Rey don Juan Carlos en el Senado.

Lo más visto