También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
En COPE

11M, once años después

El homenaje de miles de ciudadanos en la estación de...
El homenaje de miles de ciudadanos en la estación de Atocha. Foto archivo

Aniversario que coincide con la detención en Ceuta de dos yihadistas preparados para atentar en cualquier momento en España y con casos de reclutamiento singulares como jóvenes y mujeres que parten hacia Siria para formar parte del Daesh. Una década después ¿estamos preparados para combatir el terrorismo yihadista? El Congreso ha guardado un minuto de silencio

Pregunta para la que se necesita la ayuda de expertos en yihadismo como Fernando Reinares, investigador principal del Real Instituto Elcano y autor del libro, '¡Matadlos! Quién estuvo detrás del 11M y por qué se atentó en España'.

¿Estamos preparados? pregunta Ángel Expósito a lo que responde el profesor Reinares, "estamos cada vez mejor preparados, eso quiere decir que nuestro país y los países de nuestro entorno inmediato disponen de mejores capacidades de inteligencia con las que es posible detectar sospechosos de terrorismo yihadistas, con las que es posible desbaratar sus  tramas de financiación, desmantelar las estructuras o células a las que pertenecen y ante un fenómeno que se encuentra en constante proceso de mutación y por lo tanto a menudo va por delante de los instrumentos que nosotros tenemos para evitar sus actuaciones  y extensión se debería haber avanzado más en el actual pacto contra el terrorismo yihadista y  se ha avanzado mucho desde el año 2004 en la cooperación internacional con paises que eran críticos con España como Marruecos y Francia".

Después de 11 años ¿está claro quién, quiénes y por qué estuvieron detrás de los atentados? "para mí está muy claro quienes fueron los culpables. El 11M fue, fueron una serie de atentados perpetrados por una  red terrorista de orientación islamista que comenzó a configurarse en marzo de 2002 a raíz de la célula de Abú Dada, la celula de Al Qaeda desmantelada en noviembre de 2001, entonces los jueces, con la legislación de la época no encontraron motivos suficientes para procesarlos y quedaron libres y comenzaron a articular una red ya con propósito decidido de venganza por lo que había sido la mayor actuación en Europa contra Al Qaeda y el terrorismo yihadistas después del 11S en EE.UU. y  en el verano de 2003 se une un tercer componente que procede de una banda de delincuentes comunes, que se radicalizaron después de un proceso muy largo y lo hiciera su lider, el Chino".


El 11M fue muy pensado con un gran afán de venganza por los dirigentes de Al Qaeda que querían distanciar, generar divisiones a los países de la coalición contra ellos y a los ciudadanos de esos países con sus respectivos gobiernos, "estamos ante un atentado que se decide perpetrar en diciembre del año 2001 en Karachi, lo decide un individuo que estaba en Irán ocupandose del traslado de individuos reclutados para campos de entrenamientos de Al Qaeda. Este individuo fue nombrado por Osama Bin Laden como numero dos del aparato de operaciones externas que se ocupaba de los atentados en el mundo occidental, antes de los atentados del 11M". 


ES IMBORRABLE, NO HAY EPÍLOGO

11 de marzo de 2004, como cada día el Comandante del Ejército de Tierra, José Antonio Garrido va en tren a su puesto de trabajo. El militar, que no quiere ni puede olvidar, se ha atrevido a escribir, 'La vida en un viaje. Una mirada al 11M: un relato en primera persona de la tragedia".



Un libro en el que 'No hay epílogo', "porque no es una historia que se haya cerrado, no se va a acabar las familias no van a recuperar a sus muertos, nadie va a recupera la pierna, el brazo que le han quitado, las cicatrices. No, no cabe epílogo" dice el comandante, víctima del mayor atentado perpetrado en nuestro país que reflexiona como no nos damos mucha cuenta pero en cada vagón, en cada tren, cada día "detras de cada uno que viaja hay una vida a la que rodean muchas vidas, la de sus padres, hermanos, mujer,...".


José Antonio Garrido recuerda que los primero que "sentí fue no saber que está pasando, cuando tengo conciencia de lo que ha pasado, bajo del vagón y veo como ha quedado el conjunto del tren y el espectaculo desolador de las vías, el espectáculo es sobrecogedor".

Primero dolor, luego rabia y once años después queda recuerdo,"es imborrable no quieres olvidarlo pero es que no puedes olvidarlo. Mis lesiones no son visibles, yo no veo el interior de mis oidos. Estos años para las familias no han transcurrido, lo están viviendo hoy como aquel día. y los que se miran al espejo y ven las cicatrices, los miembros amputados,... el tiempo puede ayudar a mitigar algo pero poco más".

"Olía a humo, a explosivo, no me paré a pensar que bombas, quién..., no había tiempo para ello, no es que no me preocupase es que no había tiempo para ello" explica el Comandante y te pone los pelos de punta once años después. Durante todo este tiempo dice, "nunca pensé en escribir un libro, ha sido el primero y seguro que será el último".





Lo más visto