La firma Diesel vende sus propias falsificaciones - Léxico fashionista

La firma Diesel vende sus propias falsificaciones

Sí, has leído bien. Diesel, la marca italiana conocida por sus vaqueros ha abierto una tienda de falsificaciones de su propia marca para coincidir con la semana de la moda de Nueva York. Está en pleno Canal Street, o lo que es lo mismo, la calle neoyorquina de las “copias”. Y todo a precios de escándalo, por supuesto.

Foto del Instagram oficial de @diesel en la cual vemos a gente haciendo cola fuera de su nueva tienda “fake not fake” del barrio de Chinatown de Nueva York.

A ver, vamos por partes, para que nadie me malinterprete. Hace ya tiempo que esta firma ha emprendido una nueva estrategia de marketing con la cual quiere romper con una de las supuestas premisas del mundo de la moda: la estética cuidada. Para ello, llegó a borrar en su día todas sus “perfectas” y cuidadas fotos de Instagram para empezar de nuevo bajo el lema “Go with the flaw” (también en versión hashtag y que significa, acepta las imperfecciones) un juego de palabras con la expresión norteamericana “Go with the flow” (fluye).

Ahora en lo que resulta ser una brillante acción de guerrilla de marketing, han abierto una tienda con ropa auténtica de la marca, en el mismo lugar que el resto de sus prendas y con la misma calidad, pero con una estética “fake” ya que los logotipos llevan un error de ortografía.

Casi parece un homenaje a la cuenta @diet_prada, que lleva ya semanas denunciando copias absurdas de marcas de lujo con las marcas mal escritas. ¿Qué han hecho los genios de Diesel?

Han cambiado Diesel por Deisel… y han creado en mí por primera vez, una necesidad por algo de apariencia fake. El nuevo “fake not fake” o “real fake”, vamos, el colmo de los colmos, que las propias marcas se falsifiquen a sí mismas.

0 0 0 0