Cannes dice sí a El hombre que mató a Don Quijote, de Terry Gilliam
http://www.cope.es/blogs/palomitas-de-maiz/2018/05/12/cannes-dice-si-a-el-hombre-que-mato-a-don-quijote-de-terry-gilliam/

‘El hombre que mató a Don Quijote’: Cannes exhibirá el filme de Terry Gilliam, tras la guerra desatada por los derechos de explotación

¡Mis queridos palomiteros! Cannes dice sí a El hombre que mató a Don Quijote, de Terry Gilliam, director de cine estadounidense de 77 años. Por fin, 20 años después hay luz al final del túnel. En un duro comunicado, la dirección del Festival de Cannes celebra la sentencia de un tribunal francés que autorizó la proyección, en su jornada de clausura, de la película española de género fantástico El hombre que mató a Don Quijote (The Man Who Killed Don Quixote), de Terry Gilliam -quien el jueves sufrió un ictus-.

Cartel promocional del filme El hombre que mató a don Quijote | Cannes dice sí a El hombre que mató a Don Quijote
Cartel promocional del filme El hombre que mató a Don Quijote | Cannes dice sí a El hombre que mató a Don Quijote

El productor franco-portugués Paulo Branco había recurrido en urgencia a la Justicia para impedir el estreno mundial de la película en el certamen francés, dentro de su lucha legal por los derechos del filme.

“El miércoles 9 de mayo de 2018 -dice el Festival de Cannes en su nota informativa- el tribunal francés desestimó la solicitud de Paulo Branco y su productora Alfama Films Production de prohibir la proyección de la película El hombre que mató a Don Quijote durante la noche de clausura del Festival de Cannes, el próximo sábado 19 de mayo.

El actor estadounidense Adam Driver y el británico Jonathan Pryce, siempre solventes | Cannes dice sí a El hombre que mató a Don Quijote
El actor estadounidense Adam Driver y el británico Jonathan Pryce, siempre solventes | Cannes dice sí a El hombre que mató a Don Quijote

De este modo, Paulo Branco y su productora Alfama Films Production han visto rechazada su demanda de indemnización al Festival de Cannes, habiendo denigrado abiertamente el hecho en la prensa y en las redes sociales, afirmando que sus organizadores no tenían derecho a seleccionar el filme para ser presentado en Cannes.

La campaña de intento de intimidación orquestada por Paulo Branco y su hijo abogado ha resultado infructuosa. El juez, a través de esta decisión, confirmó que al contrario de lo que los Branco han continuado reclamando (entre otros ataques calumniosos y mentiras), el Festival de Cannes nunca se ha colocado por encima de la ley ni ha intentado forzar una decisión.

La joven actriz portuguesa der 26 años, Joana Ribeiro, en plena acción | Cannes dice sí a El hombre que mató a Don Quijote
La joven actriz portuguesa der 26 años, Joana Ribeiro, en plena acción | Cannes dice sí a El hombre que mató a Don Quijote

El Festival de Cannes, que en todo el caso ha expresado reiteradamente su lealtad y apoyo a los creadores, se complace al ver que la justicia permitirá la presentación de este trabajo.

Cannes dice sí a El hombre que mató a Don Quijote para desesperación del productor franco-portugués Paulo Branco

Estamos muy contentos de que este trabajo único, y en cierto modo agónico, en la carrera del inclasificable director Terry Gilliam, sea presentado por primera vez a periodistas, asistentes a festivales y profesionales de todo el mundo, reunidos en el Grand Amphithéâtre Lumière.

El cine ha recuperado sus derechos. El Festival es un foro único para la libertad de expresión. Seguirá siendo así”, finaliza el comunicado.

El actor Jonathan Pryce y el director Terry Gilliam, durante el rodaje | Cannes dice sí a El hombre que mató a Don Quijote
El actor Jonathan Pryce y el director Terry Gilliam, durante el rodaje | Cannes dice sí a El hombre que mató a Don Quijote

Por su parte, la película, coproducida por varias empresas europeas y encabezadas por la española Tornasol Films, del director de cine Gerardo Herrero y la actriz Mariela Besuievsky, se proyectará en Cannes al considerar el tribunal parisino que el estreno no tiene por qué afectar a la demanda del productor Paulo Branco, y sólo exige a Gilliam y a la agencia de ventas internacionales del filme, la francesa Kinology, que le paguen cada uno la suma de 1.500 euros para cubrir sus gastos legales.

¿Se ha terminado el culebrón? No sé… no sé…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 0 0 0