Cien Clavos: Ermanno Olmi se despide de la ficción con drama de Cristo

‘Cien clavos’: el cineasta italiano Ermanno Olmi se despide del cine de ficción con un fascinante drama sobre la figura de Cristo

¡Mis queridos palomiteros! El cineasta italiano de 86 años, Ermanno Olmi, se despide del cine de ficción con un fascinante drama sobre la figura de Cristo, Cien clavos. Y siempre ha sido fiel a los principios que propugnaba el neorrealismo italiano.

Cartel promocional del filme La leyenda del santo bebedor, del cineasta italiano Ermanno Olmi
Cartel promocional del filme La leyenda del santo bebedor, del cineasta italiano Ermanno Olmi

En la antigua biblioteca de la Universidad de Bolonia, cientos de incunables aparecen desgarrados por un clavo. Parece un acto vandálico a manos de un loco. Al mismo tiempo, un prestigioso profesor de esa universidad abandona su empleo. Prefiere vivir en una pobre cabaña a orillas del Po.

Cartel promocional del filme El oficio de las armas, del cineasta italiano Ermanno Olmi
Cartel promocional del filme El oficio de las armas, del cineasta italiano Ermanno Olmi

El veterano realizador italiano Ermanno Olmi, autor de joyas como El oficio de las armas (2001), La leyenda del santo bebedor (1988) o El árbol de los zuecos (1978), se despedía del cine de ficción hace 11 años. (Ahora sólo rueda documentales).

Y lo hace con una película tan sencilla en su realización como compleja en su interpretación. La cinta arranca con una fuerza arrolladora hasta que Olmi propone su declaración de principios. Y es la defensa de la vida sencilla y material frente a la complicación de la intelectualidad. Cien clavos se convierte, pues, en la historia de una lucha colectiva. En una resistencia contra las vejaciones del Progreso.

Testamento fílmico: no a la ficción, sí al documental

Lo sorprendente de la historia es que también el entorno vive en armonía con él. El humilde extranjero se convierte en la superstar del pueblo, da vida a un ambiente mortificado y mortificante haciendo de la humildad una virtud.

Cartel promocional del filme El árbol de los zuecos, del cineasta italiano Ermanno Olmi
Cartel promocional del filme El árbol de los zuecos, del cineasta italiano Ermanno Olmi

Podría decirse que su última película es una amarga imprecación a un Dios que no ha logrado salvar al mundo del sufrimiento.

En cualquier caso, como Olmi ha declarado, Cien clavos es un legado sobre la fascinación por la figura de Cristo. Tal vez en sus propias palabras hay que buscar la interpretación a esta difícil, oscura, discutible y fascinante parábola.

Además, las intenciones de Olmi resultan harto interesantes. Esto sin contar con las imágenes que recoge su cámara. ¡Tan bellas y poéticas… una delicia!

0 0 0 0