'MARGARITA DOLCEVITA' - Libros a pie de calle
Portada de Margarita Dolcevita

‘MARGARITA DOLCEVITA’

¿En qué estaría pensando Stefano Benni cuando creó a Margarita Dolcevita? Me cuesta imaginármelo. Leer este libro ha sido una diversión constante. Me recuerda a los buenos momentos que pasé cuando, por las noches, descubrí el mundo de aquel extraterrestre que nos acercó Eduardo Mendoza en ‘Sin noticias de Gurb‘. Son dos estilos diferentes pero que consiguen lo mismo, enternecer y divertir al lector al paso de cada página.

‘Margarita Dolcevita’ es fácilmente comprensible, teniendo en cuenta que Margarita es una joven de quince años; aunque una niña lista, culta, observadora y con muchas inquietudes; “una niña a punto de caducar”, relata Benni. Su ironía te hará reír cuando todos duermen y tu corazón, como el de ella, hará “ta – punf”. Y con esa ironía y a través de Margarita, que, por momentos, parece la única cuerda, este libro constituye una crítica a la influencia del ser humano en la naturaleza.
 

“Cuando los niños crecen y se hacen adultos, enseguida entienden que lo que les habían dicho de pequeños no es verdad, pese a ello, vuelven a proponer a sus hijos la vieja mentira. Es decir que todos quieren entregar a los niños un mundo mejor, es una contraseña que lleva siglos dando vueltas y el resultado es esta tierra, esta verruguita de odio”

 

En un barrio tranquilo, rodeada de naturaleza, vive Margarita Dolcevita con sus padres, sus dos hermanos y su abuelo; no he podido evitar acordarme de Pequeña Miss Sunshine, la dulzura de Olive y las peculiaridades de su familia. Entretanto, a la parcela contigua a su casa se mudarán los Del Bene que, por momentos, parece que encarnan a importantes grupos de presión a nivel económico, armamentístico o, incluso, farmacéutico. Funcionan como un ojo que todo lo ve y conoce los hábitos de consumo y los anhelos de la familia de Margarita.

Sobre todo esto discurrirá la protagonista, cuestiones que muchos habremos escudriñado alguna vez. Cómo ha cambiado el barrio o la calle donde vives, las modestas tiendas que cierran, los negocios que ocupan su lugar o la gente nueva que llega y los que se van. Esa tendencia a dejarse llevar por las modas, aquello que vemos en otros y nos hace perder la propia identidad llegando a renunciar a lo que nos hacía feliz.

Las historias que Stefano Benni atribuye a la imaginación de Margarita Dolcevita son muy visuales, simples pero trabajadas y, sobre todo, cargadas de humor; algo que las hace más que especiales.
 

“Desde la mecedora, la señora Margarita contempla el paisaje. La ciudad ha desaparecido, el agua lo cubre todo, las casas están construidas sobre islotes sintéticos, llueve trescientos días al año, al hombre le ha tocado su merecido. Mi hija Margherana va al colegio en canoa y tiene un tono verde claro por falta de luz solar”

 

Pero, siempre hay algún pero. Si algo no me ha gustado es el final, por la sencilla razón de que me quedé con ganas de más. Seguro que no soy ni seré la única que lo piensa. Pero bueno, en algún momento Benni tenía que poner fin a esta “locura”.
 

Portada de Margarita Dolcevita
 

Autor: Stefano Benni

Editorial: Blackie Books

Fecha de publicación: 2017

Nº de páginas: 214

Precio: 19,90 €
 

¡A leer!

0 0 0 0