DE RUTA POR EL NACIMIENTO DEL RIO MUNDO - La Postal

DE RUTA POR EL NACIMIENTO DEL RIO MUNDO

Cuando emprendemos el camino hacia la ruta del nacimiento del río Mundo desterramos para siempre un tópico que muchos tienen en su cabeza: que el paisaje de Castilla-La Mancha está dominado por el sol y las llanuras interminables. Nada más lejos de la realidad. El agua, la montaña y la vegetación se unen en este paraje único situado en el Parque Natural de los Calares de Mundo y de la Sima, en un rincón de la sierra de Alcaraz, en la provincia de Albacete. Quien lo ve una vez repite. ¡Comenzamos!

Antes de emprender ruta conviene tener en cuenta dos puntos: el primero es que debemos llevar calzado adecuado. Es un camino fácil pero no hay que olvidar que vamos a patear. El segundo es la época del año en la que vamos a visitarlo. El mayor espectáculo de estas cascadas se produce justo cuando más llueve. Está claro que es más incómodo pero también el momento más bello.

Para llegar al nacimiento del río Mundo, también conocido como ‘Los Chorros’, debemos coger la carretera en dirección a Siles que parte de Riópar. Desde ella en unos ocho kilómetros -está todo bien indicado- nos encontramos con un aparcamiento. Importante: no pueden estar más de cien coches a la vez con lo que madrugar o elegir una fecha distinta a los puentes, fines de semana o vacaciones puede ser una mejor opción para visitar este paraje.

Una vez en el aparcamiento, junto al que hay un centro de interpretación, se sube por un sendero marcado. Menos de un kiómetro hasta llegar a las pasarelas desde las que se ve las cascadas del río Mundo. Desde allí cámara de fotos en mano lo mejor es seguir algunas de las rutas aconsejadas. ¿La que todos quieren ver? La que llega hasta la cueva desde la que el agua da un salto de más de 80 metros de altura. Y es que la cueva de los Chorros lo que básicamente hace es filtrar el agua del llamado ‘Calar del Mundo’ que no es otra cosa que una altiplanicie declarada parque natural. Este calar hace de embudo con el agua de lluvia y tras un largo recorrido bajo tierra esa agua sale al exterior a través de la cueva. La humedad, la lluvia fina, son constantes. Los musgos y los líquenes de las paredes rocosas son la prueba de ello.

LA CUEVA Y EL REVENTÓN

La cueva de los Chorros, en la que nace el río Mundo, es la octava de mayor recorrido horizontal de toda España pero no está abierta al público en general. Es necesario pedir un permiso para entrar en ella. Su dificultad es alta y los que deciden adentrarse en su interior suelen ser amantes del montañismo y de la espeleología. Se ha explorado como en unos 30 kilómetros pero se calcula que es el doble de grande.

Hasta ahí el interior de la cueva pero en ‘La Postal’ nos fijamos también en un detalle importante del exterior y que todo aquel que hace la ruta del nacimiento del río Mundo quiere ver y disfrutar: el famoso Reventón. ¿De qué estamos hablando? Pues del chorro brutal que se produce desde la cueva en época de intensas lluvias. Durante unas horas la cascada de los chorros multiplica por cien su caudal. El agua estalla entonces con toda su fuerza. Nunca se sabe cuando se va a producir y es un fenómeno natural único.

 

RIÓPAR

Si no queremos llevarnos un picnic -a unos tres kilómetros de Los Chorros hay una zona habilitada para ello- y preferimos comer en un restaurante o simplemente dar un paseo el pueblo de Riópar es una buena opción.

Atención porque hay dos Riópar: el nuevo es el núcleo urbano que aglutina la mayor parte de hoteles, restaurantes… y el viejo está en lo alto de un cerro cercano. ¿Qué diferencias hay entre uno y otro? Pues que el nuevo en realidad se llamaba Fábricas de San Juan pero en el siglo XVIII recibió una concesión de Carlos III para fabricar objetos de bronce y latón y ello provocó un éxodo del Riópar original al nuevo.

Hoy el viejo guarda su esencia de pueblo medieval y ha vivido un nuevo impulso con la construcción de segundas residencias o alojamientos rurales. Desde Riópar viejo tenemos también las mejores vistas de la Sierra del Segura.

DÓNDE COMER Y DORMIR

En los alrededores a este paraje natural hay gran variedad de restaurantes. Nombramos algunos. ‘Los Pinos’, ‘Puerta del Arco’, ‘Asador Calar del Mundo’ o ‘La Cuesta’. Migas, ajo pringue o asados entre las propuestas manchegas a probar.

Para dormir en Riópar hay gran variedad de hoteles, hostales o apartamentos rurales. Nos quedamos con el hostal rural ‘Río Mundo’, ‘La Casa de la Noguera’, ‘El Patio de las Flores’ o ‘Chorros del Mundo Turismo Rural’.

En definitiva naturaleza y agua se unen para mostrar al mundo precisamente eso: el nacimiento del río Mundo.

Siguiente ‘Postal’: Lanzarote.

¡Ah! También estoy en Twitter @lorenafcope

0 0 0 0