También en directo
Ahora en vídeo

'FIN DE SEMANA'

Cristina López Schlichting: "La torraera de Torra"

 

  • authors and signature:lista con un numero insuficiente de elementos

Qué “torraera” nos dio ayer Torra, qué pesadez. Parecía imposible que alguien superase a Puigdemont, pero qué sabio el refrán: “Otro vendrá que bueno te hará”.  Y, oigan, siempre encuentran alguien peor, más racista, más pagado de su raza, más creído de que Cataluña es una unidad de destino en lo universal, con una entidad egregia y superior.

Necesitaba Puigdemont un lacayo y lo ha encontrado

Necesitaba Puigdemont un lacayo y lo ha encontrado. Alguien dispuesto a volver al principio del procés. Como si nada hubiese pasado, como si el Tribunal Constitucional y los jueces del Supremo no hubiesen actuado, como si no estuviesen los líderes golpistas en la cárcel, como si las instituciones falsas, pagadas con dinero de todos no hubiesen sido eliminadas por el 155, como si la policía no hubiese hecho frente a una consulta convocada para romper España y Europa. Quim Torra como si nada, como un marciano caído del espacio prometía lo mismo, el proceso constituyente. Es imposible tratar con gente que ni siquiera hace cuentas con la realidad

¿Y qué dijo? Pues lo de siempre: que habrá república catalana, que habrá independencia, que habrá embajadas.

Y aprovechó para desafiar al Rey, al representante máximo de toda la ciudadanía

De todas formas no está claro que este ganapán, este mandado de Puigdemont, que sin procés no es nada, logre ser investido. Esta tarde celebran las CUP su asamblea y van a decidir si cambian la abstención de ayer por un “sí” o por un “no”. Ellos quieren el original, el coco mocho de Berlín, y no se conforman con copias. Carles Riera aprovechó para remarcarlo e insultar también al Rey, al que como siempre entre los de la CUP, llamó “El Borbón”, al estilo de siglo XVIII, que es donde se han quedado los provincianos.

En vano se esforzó el conciliador Mikel Iceta en recordar al pretendiente al puesto que las cosas que propone, los paraísos de los que habla ya han pasado:

La pobre Inés Arrimadas, que estuvo colosal, se dolía de lo que tienen que aguantar los catalanes y lo que les espera:

Porque la clave de todo esto es que a los secesionistas les importa un bledo la mitad de Cataluña. Pero un auténtico bledo. Les da igual que quieran ser españoles, que no estén obsesionados día y noche con los mapas y las fronteras, que tengan otras prioridades. Sencillamente porque los desprecian. Los consideran inferiores, incultos, desconocedores de la verdad revelada. ¿Saben cómo llama en sus artículos Quim Torra al hecho de que se hable castellano en las calles de Barcelona? “Deterioro”. Deterioro, eso piensa de los catalanes que no son supremacistas como él. Que son deteriorados.

Xavier García Albiol habló también de esta parte despreciada de la sociedad:

Este señor tiene que ser votado mañana y no lo tiene nada claro por parte de la CUP

Pero calma. Primero porque, repito, este señor tiene que ser votado mañana y no lo tiene nada claro por parte de la CUP. Segundo, porque Cataluña no se va a separar de España porque con el estado no se puede. Y eso ya se ha demostrado. Mariano Rajoy pidió calma y no hizo ni caso. Dice que lo que se juzgarán son los hechos.

El gobierno reiteró que las instituciones harán frente a cualquier desafío y que la ley se cumplirá.

Entretanto, la gente pasa bastante. Están un poco hartos de los independentistas y su afán narcisista de esta siempre en el candelero. Hay muchas provincias y autonomías con problemas, y no se quejan ni la mitad. Tal vez por eso se siguió con alegría el festival de Eurovisión, que cumplió con los pronósticos de los expertos y las casas de apuestas.

Netta ganó con un look de dibujo animado japonés y haciendo ruidos originales y gestos de pollo enjaulado. Dicen que es la más original y no lo dudo, desde luego era la más distinta. Su canción hablaba de no ser discriminado por no ser guapo y lanzaba un desafío de mujer a los hombres que las prefieren maravillosas, pero no pasaba de ser un alegato agresivo, a mi humilde juicio, y un poco tosco. En fin, felicidades a Israel.

Lo más bonito del concurso fue, también a mi tosco juicio, la reaparición del ganador del año pasado, Salvador Sobral, recién operado del corazón, cantando su estupenda canción nada más y nada y nada menos que con el gran Caetano Veloso, el brasileño inolvidable, uno de los mejores cantautores vivos.

  • megabanner_3:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado