También en directo
Ahora en vídeo

El bueno el feo y el malo, viernes 17 de noviembre de 2017

Disculpa esta voz un tanto gangosa y del todo impropia de un justiciero tan temido como yo, pero tengo coartada: esta semana pasé por quirófano para enderezarme el tabique nasal, que tenía desviado de nacimiento como la conciencia de ciertos políticos. Se podría decir por tanto que me han aplicado el 155 en toda la napia, y que la intervención deparó bastante más violencia y escenas de sangre que toda la jornada del 1 de octubre en Cataluña. Pero ya me voy recuperando, y pronto lo estaré del todo, para gozo de mis amigos y desdicha de mis enemigos. O enemigas, puesto que la sección de este viernes versa íntegramente sobre mujeres: la buena, la fea y la mala.

  • authors and signature:lista con un numero insuficiente de elementos

La buena: Susana Díaz

Pues no es otra que la presidenta de Andalucía, doña Susana Díaz, que llevaba tiempo sin asomarse a la política nacional y lo ha hecho con su antigua contundencia para declararle la guerra a ese sofisma tramposo llamado “derecho a decidir”. “El derecho a decidir –ha declarado Díaz- supone en la práctica que unos cuantos decidan sobre aspectos que afectan a todos, y los demás nos quedemos mirando. Andalucía no quiere ser testigo mudo de la historia”. Y tiene toda la razón. Ni Andalucía, ni Extremadura, ni Castilla, ni Aragón, ni Ceuta debe quedarse mirando un hipotético pasteleo bilateral entre el Estado central y la comunidad catalana, porque nadie sensato se queda mirando mientras le roban, y el derecho a decidir no es otra cosa que el robo de la soberanía nacional que a todos los españoles nos pertenece. La declaración de la presidenta andaluza tiene mayor relevancia por cuanto llega a tiempo para avisar a los navegantes de la comisión parlamentaria que trata de abrir el melón constitucional, y de paso advierte a su compañero Iceta de que complicidades con el nacionalismo, ni una. Da gusto cuando un socialista defiende la igualdad: es tan coherente como oír a un gato maullar, a un jilguero trinar o a un bolivariano reprimir.

La fea: Carmen Navarro

-Imputada en el juicio por la destrucción de los ordenadores de Bárcenas, proceso que sentará al PP en el banquillo como figura jurídica. Como los partidos no tienen culo para sentarse en los banquillos, en representación del PP se sentarán su abogado, su responsable informático y su actual tesorera, Carmen Navarro, a quien corresponde defenderse de la fea responsabilidad de encubrimiento. No está bonito destruir los discos duros de Bárcenas a martillazos en pleno proceso judicial, porque cualquiera podría pensar, fíjate tú, que el PP tiene algo que ocultar. Y ese es el problema que impide a Rajoy recuperarse en las encuestas: que sigue ocultando su voluntad real de autocrítica y de autoenmienda. Es posible que los casos gürtel, Lezo o Bárcenas ya les hayan quitado a los populares todos los votos que tenían que quitarles, pero también siguen impidiendo que esos votos regresen a ellos.

El malo: Marta Rovira

-Hablamos de Marta Rovira, conocida como la bulldozer del procés, un dechado de fanatismo unilateral que lo mismo llora en público como si le acabasen de revelar que es alérgica al pan tumaca, que se pone dura con Puigdemont y logra que se lance a la declaración unilateral de independencia cuando el confuso president ya tenía tomada la decisión de convocar elecciones. Rovira ha sido ungida por el dedo encarcelado de Junqueras para ganar las elecciones del 21-D, según todos los sondeos. Y ahí empiezan los problemas: por mucho que Forcadell haya inaugurado el camino de la rendición y la promesa del retorno a la senda constitucional, no nos imaginamos a Rovira, nuestra Rottenmeier de pelo crespo y corazón estelado, practicando el catalanismo moderado para el resto de la legislatura. Lo ideal sería no tener que comprobar su congénita tendencia a echarse al monte. Así que la única manera segura de no quedar atrapado en un bucle de desafío y 155 es que los constitucionalistas sumen mayoría. No es imposible. Lo imposible de verdad es la independencia.

  • megabanner_3:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado