También en directo
Ahora en vídeo

J. L. RESTÁN | LÍNEA EDITORIAL

Oderbrecht envenena la política peruana

 

  • authors and signature:lista con un numero insuficiente de elementos

¿Indulto humanitario o pago contra la impunidad? Esta es la pregunta que se hacen los peruanos desde que pocas horas antes de la Nochebuena, el Presidente Pedro Pablo Kuczynski decidiera indultar a Alberto Fujimori.

Fujimori, condenado hasta 2032 por crímenes de lesa humanidad, sufre una enfermedad degenerativa cuyo destino final es la muerte. Esta es la razón que ha llevado al Presidente de Perú, según ha explicado en comparecencia pública,  a ejercer su derecho de gracia. El problema es que la decisión se ha adoptado tres días después de que el Parlamento de Perú haya salvado, con el apoyo de diputados leales a Fujimori, al Presidente Kuczynski, acusado de aceptar sobornos de la constructora brasileña Oderbrecht.

El Presidente de la República alega estrictas razones humanitarias, pero las sospechas son muchas en un país en el que los ex presidentes Alejandro Toledo, Alán García y Ollanta Humala, están implicados en esta amplia trama de corrupción, que afecta también al actual presidente. Kuczynski llegó a la presidencia de la República con aires y promesas nuevas. Está claro que la sombra de Oderbrecht es muy larga y solo políticos nuevos, hijos de otra generación, pueden desvincular la política peruana de una trama de corrupción que ha comprado campañas electorales y dominado las voluntades de un gran número de políticos y gobernantes latinoamericanos.

  • megabanner_3:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado