También en directo
Ahora en vídeo

J. L. RESTÁN | LÍNEA EDITORIAL

Moción contra el PSOE

Podemos, que llevaba días retrasando la presentación de la moción de censura anunciada hace tiempo, la registró ayer en el Congreso. No es casualidad que hayan querido acercarla lo más posible a las primarias del PSOE de este domingo. La moción de censura en España, como en Alemania, es constructiva. Los diputados que la presentan tienen que conseguir el apoyo suficiente para la elección de un nuevo presidente del Gobierno. Iglesias no cuenta con ese apoyo, utiliza la moción con tres objetivos: desgastar a Rajoy, hacer campaña en las primarias del PSOE y frenar su retroceso electoral. Ninguno de ellos responde al propósito definido en nuestra Constitución para la moción de censura.

Las últimas encuestas reflejan un descenso en la intención de voto de Podemos, afectado por la lucha de Vista Alegre II y por la incapacidad para hacer una labor constructiva en el Congreso. Podemos va a tener ocupado al Congreso, y a todos los españoles, con un moción de censura que busca resolver sus problemas internos.

La moción quiere condicionar la agenda de las primarias socialistas, cuestionando la posición de la gestora y la de Susana Díaz, que han sido partidarios de dejar gobernar al partido más votado. Podemos quiere convencer al militante del PSOE de que es intolerable la opción que no quiere derribar al actual Gobierno. Iglesias apoya a Sánchez para, más adelante, intentar reducirlo a la nada. Es complicado que Podemos consiga desgastar a Rajoy con la moción de censura, pero sí puede desgastar al PSOE.