También en directo
Ahora en vídeo

J.L. RESTÁN | LÍNEA EDITORIAL

Manuel Marín, in memoriam

 

  • authors and signature:lista con un numero insuficiente de elementos

La presidenta del Congreso los Diputados, Ana Pastor, sintetizó ayer con un “Nunca le olvidaremos” lo que la sociedad española siente ante la pérdida de Manuel Marín, diplomático y político socialista que sirvió con generosidad y abnegación a los intereses de España. Quien fuera Presidente de la Cámara baja entre 2004 y 2008 durante el primer gobierno de Rodríguez Zapatero, fue un europeísta convencido. Artífice relevante de las negociaciones para la entrada de España en la Unión Europea, ocupó cargos destacados en la estructura del Estado y en una Europa que trasciende la burocracia de las instituciones comunitarias al servicio de los ciudadanos como proyecto de progreso.

Manuel Marín perteneció a una generación de políticos socialistas que no rehuía el debate de las ideas pero que siempre tuvo claras las referencias del socialismo en lo que se refiere a la lucha por la justicia, un socialismo que contribuyó decisivamente al consenso de la transición política que está en la base de la Constitución de 1978, de la que afirmó no hace mucho que “no es un mito intocable, pero hay que juzgarla como un éxito colectivo”. Marín se opuso tanto a las tendencias cainitas de los españoles como a las tentaciones de arbitrariedad y partidismo. Padre del programa Erasmus, que ha hecho posible la vocación europea de generaciones de universitarios, ha sido un ejemplo de servicio en la vida pública. Descanse en paz.

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

  • megabanner_3:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado