También en directo
Ahora en vídeo

LÍNEA EDITORIAL

La violencia llama a la violencia

"El incremento del clima de odio y violencia se produce después de que los Estados Unidos abrieran su embajada en Jerusalén, despreciando el consenso de la Comunidad Internacional"

El Papa Francisco, en su habitual catequesis de los miércoles, ha manifestado su profuda preocupación por el recrudecimiento de la violencia en Tierra Santa y Oriente Medio, al tiempo que ha saludado a los musulmanes que mañana comienzan el tiempo del Ramadán. El Papa ha dicho en su mensaje que la espiral de violencia aleja cada vez más del camino de la paz, del diálogo y de las negociaciones y ha recordado que jamás el uso de la violencia conduce a la paz. La guerra llama a la guerra, la violencia llama a la violencia, ha insistido Francisco.

Estas palabras del Papa, que sintetizan el pensamiento de la Santa Sede sobre lo que está ocurriendo en Oriente Medio, vienen a reforzar la convocatoria que el Administrador apostólico del Patriarcado Latino de Jerusalén, Pierbattista Pizzaballa, ha hecho a los fieles de esa diócesis para que se congreguen el sábado n una vigilia de oración por la paz. El incremento del clima de odio y violencia se produce después de que los Estados Unidos abrieran su embajada en Jerusalén, despreciando el consenso de la Comunidad Internacional, y en un momento en que parece cerrarse el camino a cualquier proceso de paz y cualquier iniciativa de reconciliación basada en la justicia. Conviene no olvidar lo que dijo San Juan Pablo II: “Si no hay paz en Jerusalén, será imposible la paz en todo el mundo”.

  • megabanner_3:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado