También en directo
Ahora en vídeo

J.L. Restán | Línea Editorial

Francisco: padre de la minoría católica de Asia y líder moral mundial

Un encuentro con los jóvenes puso en Daca punto final a la visita del Papa a Bangladés, dejando el sabor de boca de una Iglesia minoritaria pero muy viva y pujante.

  • authors and signature:lista con un numero insuficiente de elementos

Un encuentro con los jóvenes puso en Daca punto final a la visita del Papa a Bangladés, dejando el sabor de boca de una Iglesia minoritaria pero muy viva y pujante. Francisco agradeció en particular su servicio a los pobres sin distinción de credo, y la labor de los catequistas, que lejos de desanimarse por la insuficiencia de sacerdotes cargan sobre sus hombros la responsabilidad de llevar el Evangelio a todos los rincones del país. Pero además de alentar a la pequeña comunidad católica local, el viaje del Papa a Myanmar y Bangladés le ha consagrado como referente moral para el mundo, demostrando que la Iglesia tiene una palabra importante que decir a favor de la dignidad de la persona, tantas veces pisoteada.

La tragedia de los rohingya ha sobrevolado en particular la agenda del Santo Padre. Se trata de una crisis que estalló con el viaje ya prácticamente cerrado, pero que ofrece un ejemplo concreto sobre un tipo muy peligroso de nacionalismo hoy en Asia, que busca legitimación religiosa. El Papa solventó con nota el desafío desde un estilo que intenta reconciliar y tender puentes más que echar los agravios en cara. Al unir a los distintos líderes religiosos en la capital de Bangladés en un encuentro por la paz, lanzó un poderoso mensaje deslegitimando la perversión de las creencias religiosas con fines violentos. Especialmente emotivo fue su encuentro con refugiados rohingya, un gesto muy apreciado por los musulmanes, pero que también puso sobre la mesa la exigencia de reconocer esa humanidad común para una convivencia pacífica y en armonía.

  • megabanner_3:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado