Una de cada cuatro chicas de 14 años tiene síntomas de depresión

Estudios revelan que las chicas son más propensas a sufrir una depresión que los chicos. Según los expertos perciben un mayor nivel de exigencias que el sexo masculino.

Estudios revelan que las chicas son más propensas a tener depresión

Varios estudios a nivel europeo ponen de manifiesto que el riesgo de sufrir depresión es más alto en chicas que en chicos. Mientras que un 25% de las jóvenes están en riesgo, sólo un 10% de los chicos pueden sufrir este trastorno. Según los expertos las jóvenes perciben un nivel de exigencia mayor que los chicos. Amalia Gordóvil es profesora de estudios de psicología y ciencias de la educación de la UOC y psicoterapeuta asegura que las chicas están presionadas porque se las exige “el poder ser una buen profesional, una buena madre, sienten una presión por el físico, piensan que tienen que ser más guapas y más delgadas, y emocionalmente no estamos preparadas para asumirlo”.

Una investigación del UCL, publicada en The Lancet Psychiatry ha revelado que los antecedentes psicológicos de los padres pueden influir en que las chicas desarrollen ese trastorno. “Hasta ahora se creía que era solo la madre, pero se ha demostrado que el padre también puede influir, una buena salud mental en la familia es fundamental” asegura Gordóvil.

Cuándo preocuparnos:

La adolescencia es un momento de cambios hormonales, psicológicos y de adecuación social que puede resolverse con mejor o peor éxito. Según Gordóvil, hay que estar atentos, si tenemos sospechas “debemos contrastar la información con el tutor, pasan mucho más tiempo en clase y averiguar si está pasando algo puede ayudarnos a descartar o al revés, a tomar medidas. Es importante observar si sufren cierta irritabilidad, a veces llevada al extremo, observar cambios en los hábitos como el sueño y la alimentación”. Los expertos aseguran que la prevención es la mejor manera de ayudarles.

Expertos alertan que las cifras en niños son claramente reveladoras: Hay un aumento del 43% del TDAH, un aumento del 37% de casos de depresión y los suicidios se han disparado un 200% en niños de 10 a 14 años. Es importante que los padres estén disponibles para una educación emocional plena, que se establezcan los límites de manera definida, insistir en una nutrición equilibrada y un sueño adecuado, hacer deporte al aire libre, fomentar el juego creativo e incluso espacios para el aburrimiento. Es importante trabajar desde los primeros años de vida para construir pilares emocionales fuertes que les permita ser adultos sanos.