El Papa quiere llegar al fondo en el Caso Barros y envía a un experto para escuchar a las víctimas

Tags

Con palabras muy claras para que no quede duda alguna, el Papa Francisco ha reiterado en numerosas ocasiones que él durante su Pontificado, tal como aprendió de Benedicto XVI, está aplicando el principio de ‘tolerancia cero’ contra el abuso sexual de menores.

Por este motivo quiere llegar al fondo en el “Caso Barros” y envía nada menos que a un experto de primer nivel en investigaciones canónicas sobre los abusos de clérigos contra menores, el Arzobispo de Malta, Charles J. Scicluna, para escuchar a las víctimas.

El comunicado emitido por la Santa Sede expresa lo siguiente: “A propósito de algunas informaciones recientes con respecto al caso de S.E. Mons. Juan de la Cruz Barros Madrid, Obispo de Osorno (Chile), el Santo Padre ha dispuesto que S.E. Mons. Charles J. Scicluna, Arzobispo de Malta y Presidente del Colegio para el examen de los recursos (en materia de delicta graviora) en la Sesión Ordinaria de la Congregación para la Doctrina de la Fe, se desplace a Santiago de Chile para escuchar a quienes han manifestado la voluntad de dar a conocer elementos que poseen

La decisión del Papa llega después de que en el reciente viaje a Chile, y ante la pregunta de un periodista respondiera que el día que le trajeran una prueba contra el obispo de Osorno, “hablaría”: “No hay una sola prueba en contra, todo es calumnia”. En el vuelo de regreso a Roma, Francisco pidió perdón a las víctimas por estas declaraciones al reconocer que exigiéndoles «pruebas», que difícilmente pueden conseguir, «les hirió». Pero también dijo que estaba dispuesto a recibir los testimonios que pudieran servir de evidencias. Este es el motivo por el que el Papa Francisco envía a Chile a uno de los mayores expertos en esta materia. Es el momento de llegar al fondo de las acusaciones que se vierten sobre el Obispo y Francisco es el primer interesado.

Como sabemos, el Obispo de Osorno, Juan Barros, está acusado de encubrir los abusos sexuales cometidos por el sacerdote Fernando Karadima. Uno de los denunciantes asegura que presenció uno de estos casos de abusos y que “tapó” las denuncias contra quien fue su mentor.

Su nombramiento como Obispo de Osorno desató críticas y manifestaciones por parte de grupos de fieles convencidos de que debería retirarse. El propio Papa Francisco, durante la rueda de prensa en el vuelo de regreso de Chile, confirmó que Barros le había enviado en dos ocasiones su renuncia, que el Papa nunca aceptó, porque hubiera supuesto un reconocimiento de su culpabilidad.

Monseñor Scicluna es una autoridad en este tema. Ha tenido la oportunidad de hablar con muchas víctimas. Conoce de cerca el dolor que supone este delito y además fue él quien se ocupó de la investigación sobre el fundador de los Legionarios de Cristo, el padre Marcial Maciel.

Con esta decisión, Francisco, una vez más, está poniendo en marcha su política de “tolerancia cero”.