Tenis | Open de Australia

El surcoreano Chung barre a Djokovic en octavos, donde Thiem cae a manos de Sandgren, número 97 del ranking

Djokovic cayó eliminado de octavos de final este lunes ante el norcoreano Hyeon Chung por un contundente 7-6, 7-5 y 7-6. La otra sorpresa, la eliminación de Thiem a manos del número 97, Sandgren. Federer eliminó a Fucsovics; y Berdych, a Fognini.

El suizo Roger Federer se convirtió este lunes, con 36 años y 173 días, en el segundo jugador de mayor edad que accede a los cuartos de final del Abierto de Australia tras el australiano Ken Rosewall, quien tenía 43 años y 59 días cuando alcanzó esa ronda en diciembre de 1977.

El helvético, cinco veces campeón del primer Grand Slam de la temporada, doblegó por 6-4, 7-6 (3) y 6-2 al húngaro Marton Fucsovics en un duelo generacional. Y es que Federer fue rival del hoy técnico del jugador de Nyiregyhaza, el también húngaro Atilla Savolt, en la segunda ronda del Abierto de Australia de 2002.

Dieciséis años después de aquel encuentro, Roger Federer liquidó a su pupilo, ubicado en el puesto número 80 del ránking.

El último triunfador en Melbourne Park, poseedor de 19 títulos de Grand Slam, selló su pase a cuartos de final en dos horas y un minuto. Por decimocuarta vez será uno de los ocho mejores en el Abierto de Australia, donde permanece como único contendiente imbatido, sin ceder una sola manga. Su trayectoria en el certamen está siendo intachable.

Federer se estrenó con victoria ante el esloveno Aljaz Bedene (6-3, 6-4 y 6-3) y también en tres parciales resolvió el envite de segunda ronda ante el alemán Jan-Lennard Struff (6-4, 6-4 y 7-6).

Por 6-2, 7-5 y 6-4 sometió al francés Richard Gasquet, antes de abatir a Marton Fucsovics.

El suizo tratará de prorrogar su andadura en Melbourne ante el checo Tomas Berdych, verdugo del italiano Fabio Fognini por 6-1, 6-4 y 6-4. Federer se presentará en ese duelo ante Berdych -decimonoveno preclasificado- con un balance de seis derrotas y diecinueve victorias, las ocho últimas conseguidas de manera consecutiva.

La más reciente, el pasado año, que le abrió las puertas de la final de Wimbledon, torneo que el exnúmero uno del mundo ganó en ocho ocasiones (2003, 2004, 2005, 2006, 2007, 2009, 2012 y 2017).

Este lunes también quedó fijado el otro cruce de cuartos de final que faltaba por concretarse, toda vez que el español Rafael Nadal y el croata Marin Cilic se habían citado ya por la parte alta del cuadro, donde también se han instalado el 'maestro' búlgaro Grigor Dimitrov y el británico Kyle Edmund. Esos dos partidos se disputarán mañana, martes.

Un día descansarán las dos grandes sorpresas de la presente edición del Abierto de Australia: el estadounidense Tennys Sandgren y el surcoreano Hyeon Chung.

Ambos comparecen por primera vez en los cuartos de final de un Grand Slam tras sus respectivos triunfos ante el austríaco Dominic Thiem y el serbio Novak Djokovic, quinto y decimocuarto favorito, respectivamente.

Disminuido por el dolor en el codo derecho -donde padece una lesión crónica-, el jugador de Belgrado cedió por 7-6 (4), 7-5 y 7-6 (3), en tres horas y 21 minutos, ante el vigente campeón del novedoso Masters de la Nueva Generación disputado en Milán (Italia).

En su primer torneo oficial en seis meses, Djokovic encontró su techo en la ronda de octavos de final.

El prometedor Hyeon Chung, de 21 años, castigó la inactividad de 'Nole', que no competía desde el pasado mes de julio, cuando se retiró en los cuartos de final de Wimbledon.

Sandgren, por su parte, sigue alargando su sueño en Melbourne. Si el año pasado se despidió en la primera ronda de la fase previa, la edición de 2018 está siendo mágica para él, ya que por primera vez, desde que compite en el circuito de la ATP, ha encadenado cuatro triunfos.

Su presencia en cuartos de final es extraordinaria, ya que nunca había ganado un partido en el cuadro principal de un Grand Slam. Además, venía de caer en la primera ronda en Pune (India) y en Auckland (Nueva Zelanda), al ceder ante el francés Gilles Simon y ante el surcoreano Chung, su próximo rival en Australia.

En el cuadro individual femenino, por su parte, la rumana Simona Halep ratificó su favoritismo con un concluyente éxito (6-3 y 6-2) ante la japonesa Naomi Osaka.

Ese resultado le permite igualar su mejor actuación en el primer 'major' de la temporada, donde aspira no solo a conquistar su primer Grand Slam, sino también a retener el número uno.

La rumana pisó los cuartos de final en 2014 y 2015.

Ante la vencedora del envite checo entre Karolina Pliskova y Barbora Strycova (que cierra la jornada de este lunes) tendrá la posibilidad de avanzar por vez primera hasta las semifinales del Abierto de Australia.

Por un lugar en esa ronda jugarán la alemana Angelique Kerber, campeona en 2016, y la estadounidense Madison Keys. La finalista en el último Abierto de los Estados Unidos aspira a repetir en semifinales del Abierto de Australia, donde llegó en 2015.

El nombre de las dos primeras semifinalistas se conocerá este martes. La ucraniana Elina Svitolina, quien permanece invicta en 2018 y viene de ganar en Brisbane (Australia), partirá como favorita ante la belga Elise Mertens. Ella tampoco conoce la derrota en el arranque del curso: triunfó en Hobart (Australia).

Al recuerdo de su último compromiso ante la danesa Caroline Wozniacki se aferra, en cambio, la española Carla Suárez. La grancanaria superó a la jugadora de Odense, finalista en Auckland (Nueva Zelanda), el pasado año en Madrid. La segunda cabeza de serie domina sin embargo el cara a cara por 5-2.

Wozniacki compite, además, con el aliciente de poder volver a lucir el número uno.