Las dos Coreas dispuestas a una tregua ante la celebración de los Juegos Olímpicos de Invierno

El ministro surcoreano de Unificación, Cho Myoung-gyon, ha propuesto que las dos Coreas se reúnan el próximo martes, 9 de enero, en la aldea de tregua de Panmunjom, dentro de la Zona Desmilitarizada, lugar habitual de este tipo de encuentros.

La propuesta llega después de que el líder norcoreano, Kim Jong-un, asegurara la víspera en su discurso de Fin de Año que está abierto al dialogo con el Sur, para que su país envíe una delegación a la cita olímpica que tendrá lugar en territorio surcoreano entre el 9 y el 25 de febrero.

"Esperamos que el Sur y Corea del Norte se sienten a hablar de la participación del Norte en los Juegos y en formas de mejorar las relaciones intercoreanas de una manera franca", dijo Cho, en declaraciones recogidas por la agencia Yonhap.

Si Pyongyang aceptara la propuesta y se celebrara la reunión de la semana que viene se trataría del primer contacto de este tipo en más de dos años entre los gobierno de las dos Coreas.

Los canales de comunicación habituales entre los dos países no están operativos desde que en febrero de 2016 Corea del Norte los cancelara en protesta por la decisión de Seúl de cerrar el complejo industrial intercoreano de Kaesong.

En este sentido, el ministro de Unificación manifestó que la reunión supondría la "restauración inmediata" de estos canales de comunicación y que ahora las dos Coreas deben negociar la agenda del encuentro así como la composición de las delegaciones.

Los patinadores artísticos Ryom Tae-ok y Kim Ju-ik son los dos únicos deportistas norcoreanos clasificados para los juegos de PyeongChang, que se celebra en el condado surcoreano situado a unos 70 kilómetros al sur de la frontera intercoreana.