“La cabalgata de los Reyes Magos no es el escenario para el adoctrinamiento”

  • 'Herrera en COPE'

"Señoras, señores, me alegro, buenos días

Ayer fue el día en el que conocimos algunos detalles de uno de los casos que la crónica de sucesos ha tratado, la verdad que con diversidad de criterios, de forma más intensa la desaparición de Diana Quer, la joven madrileña en el pueblo de Galicia en el que veraneaba.

Ayer la Guardia Civil en una rueda de prensa en la que explicó muchos detalles, confirmó que el principal sospechoso, José Enrique Abuín ‘El Chicle, confesó ser el autor del asesinato después de la desaparición, del secuestro primero y asesinato después de esta joven. Faltaba localizar el cuerpo de la joven y este individuo confesó dónde lo había tirado, dónde lo había –no enterrados- sino vertido en un pozo con agua.

La detención de ‘El Chicle’ se precipitó tras el intento de secuestro de otra joven el día de Navidad. La chica grabó en su móvil de forma accidental la voz de ‘El Chicle’ mientras se producía este ataque y esta grabación hizo que la mujer de José Enrique Abuín cambiara su versión y admitiera que había mentido. Claro, en cuanto la Guardia Civil le dijo como encubras, como sigas encubriendo, tú vas para dentro pero casi, casi con la misma pena que le va a caer a él. Bueno, al final cuando supo Abuín que la coartada se había venido abajo, confesó.

La autopsia del cuerpo, que al parecer está razonablemente conservado, va a permitir conocer algunos detalles más acerca de todo ello. Lo que se sabe es que este individuo introdujo en el maletero de su coche a Diana Quer, se la llevó a una nave, después no sabemos lo que pasó; los detalles de cómo se produjo la muerte de la joven, si hubo abuso sexual o no. Pero sí que el cuerpo había sido lastrado con ladrillos de hormigón, había sido atado por la cintura y los hombros con dos cuerdas y después al pozo.

La madre de José Enrique Abuín decía ayer  que su hijo es un monstruo, un asesino, que sentía la muerte de Diana Quer como una hija suya.

La Guardia Civil ha dado algunos detalles y ha lamentado algunas cosas. Esta ha sido una investigación muy difícil porque miren no había testigos, no había sospechosos, no había cuerpo del delito, no había un móvil evidente. Y luego, además, ha tenido que lidiar con algunas dificultades, además de algunas filtraciones a los medios de comunicación que seguramente precipitaron la actuación sobre este hombre del que ya sospechaba la Guardia Civil desde noviembre del año pasado. Pero es que tuvo que luchar y lidiar contra ello y también contra la Ley de Enjuiciamiento Criminal, que como saben ustedes limita el tiempo de instrucción de un proceso que llegó al archivo provisional de la causa. Cuando se archiva provisionalmente una causa, hay cosas que tienes muy complicado hacer: pincha un teléfono, registrar un domicilio, seguir un vehículo…

La limitación del tiempo de instrucción es una medida que en muchos casos puede ser razonable, tú no puedes tener a un tío como sospechoso sometiéndolo durante muchísimo tiempo a una interminable instrucción. Pero en casos muy concretos como este complica mucho la labor de los investigadores. También la restricción sobre investigaciones móviles que la normativa europea tiene en marcha hace que no sea tan sencillo.

La primera evidencia que tuvo la Guardia Civil fue que el móvil, después de rastrear, rastrear la coincidencia de los dos móviles, el de Diana Quer hasta que desaparece tirado a un río y el de este hombre, coinciden en un sitio y a una hora. Bueno, pues eso, daba bastante evidencia. Cuando este hombre estuvo a punto de repetir el caso con otra joven ya la Guardia Civil no tuvo dudas, pudo actuar.

Si quieren ustedes hay también una derivada del caso sobre el que habría que reflexionar, las especulaciones indecentes de algunos medios de comunicación, comportándose como ‘vecindonas’, como carroñeros sin escrúpulos, buscando la audiencia sin decencia, especulando que si los padres se llevaban mal, que si la hermana …, que si la niña era muy coqueta, que si… Morbo, no era información era morbo. El consumo informativo, ya saben ustedes, deprisa, deprisa; la gente reclama acasos sobre un caso muy mediático, entonces cuando no se tienen datos se especula. En fin, no le digas a nadie que soy periodista cuando veo algunos trabajos y algunos usos de compañeros de profesión, algunos que se dicen compañeros de profesión, tremendo.

Y mañana conoceremos lo que dice la sala segunda del Supremo sobre Junqueras, si sale o no de la cárcel. Si por lo tanto acude puede ser, eso cambiará, a lo mejor resulta que puede ser Junqueras el elegido para ser presidente de la Generalidad; o de repente aparece Puigdemont en un barco como polizón y sale vestido, vaya usted a saber de qué, y se presenta en el Parlamento y es elegido presidente de la Generalidad, porque él dice que si a mí me eligen en el Parlamento a ver quién es el guapo que me detiene, claro pues la Guardia Civil seguramente o los Mossos d’Esquadra.

La huida de Puigdemont, la salida de España fue un golpe de audacia, sale en un maletero de un coche, de su casa; ese coche es seguido en helicóptero, entra en un túnel y en ese túnel ese coche se para, sale del maletero y se mete en otro coche que le está esperando y adiós. Y cuando salen del túnel los dos coches se sigue buscando al coche negro cuando ya estaba en el coche blanco. Pues bueno, alguna de esas se puede inventar.

Y luego las cabalgatas, es muy divertido todos esto. En Madrid se ha acusado a Manuela Carmena de desnaturalizar las Navidades porque en la cabalgata de los Reyes Magos de Vallecas quiere incluir una carroza en la que vayan Reinas Magas, ‘drag queens’, cabareteras, un transexual, etc; es una cosa así por la normalización que dicen. La cabalgata que es un pasaje de los evangelios, es la llegada de los Reyes Magos que es reproducida por estas cabalgatas de ilusión para los chiquillos, hombre no parece el escenario más normal para el adoctrinamiento. Al final lo que quieren hacer de la cabalgata, algunos, es un discurso político,  una venta de ideología, grotesca, evidentemente; porque al final lo que esto esconde es el grotesco intento por desnaturalizar la Navidad, es decir que la Navidad sea un solsticio de invierno, o una fiesta comercial, o una cosa que Carmena y todos estos cretinos políticos que andan por ahí suelten la imaginación con estas cosa, o que vayan todos de amarillo a la cabalgata que va a retransmitir TV3, adoctrinamiento de los chiquillos, claro, tú dirás.