'Herrera en COPE'

Herrera: "¿El florero va a ser Puigdemont o el que diga el Parlamento catalán?"

Herrera a las 8, martes 6 de febrero de 2018

Señoras, señores, me alegro, buenos días

Tranquilos con el frío, frío es un estado de ánimo, no es otra cosa. Es verdad que hoy va a nevar menos, pero va a hacer algo más de frío, una temperatura más fresca, que ya saben ustedes, vienen las heladas y esas otras cosas. Hoy va a continuar nevando en Aragón, Cataluña, la Comunidad Valenciana, especialmente en Valencia y Castellón, tal y cual. Bueno, bueno… La cosa está más bien en la operatividad que ha dejado la nieve, porque la nieve cae en las alas de un avión  pero claro, tienes que quitar la nieve para que el avión despegue y la pista tiene que estar despejada y parece que el aeropuerto de Barajas que ayer tuvo que cancelar 70 vuelos recupera la normalidad pero ya veremos cómo evoluciona el día. Al igual que el tráfico ferroviario. Hay carreteras tocadas porque la verdad es que ayer cayó la más grande de nieve en algunos lugares, pero la más grande y gorda, gorda, gorda, pero nevada, nevada de verdad. Y no se confíen que esto todavía continúa, y digamos las temperaturas frescas van a seguir siendo frescas durante estos próximos días. Quién se salva hoy, pues nos salvamos aquí en el oeste peninsular y en Canarias.

La que no se salva es la Bolsa de Nueva York. No se salvó ayer el jardazo de Wall Street, y usted me dirá, y a mí que me cuenta si yo no tengo acciones en el Dow Jones, si a mí lo que me preocupa es cómo va a ser el Martes Santo. Yo le entiendo, eh. Es la noticia, pero entiéndame a mí, es que no es solo el Dow Jones o la bolsa de Nueva York, es que caen chuzos de punta en algunos mercados. ¿Y por qué caen chuzos de punta? Pues porque saben ustedes que es el dinero barato, el dinero barato, seguramente se va a acabar cuando la reserva federal americana imponga una gran subida de los tipos de interés, y lo del Dow Jones este, se ha visto claramente ya en el índice de Tokio, que también ha pegado otro jardazo, y cuando abra, la apertura de la bolsa a las 9, sabremos más o menos en España cómo ver el Ibex. ¿Esto qué significa? Pues mire, posiblemente sea venta emocional como dicen los expertos más que otra cosa o una simple corrección del mercado, teniendo en cuenta que la bolsa norteamericana subió en el mes de enero muchísimo, un 6 por ciento, pero estén atentos. La bolsa de Nueva York estaba muy cara, concentrada en pocos valores importantes, en Apple, en Netflix, en Amazon, en Microsoft, en Facebook, y luego hay demasiados fondos cotizados, ¿no? Los ETF, que tiene sus títulos en paquetes, los mueven al unísono, y eso genera pequeños terremotos en caso de pánico como el que ha ocurrido. Asique a las 9 seguiremos sabiendo cosas, al igual que seguiremos sabiendo cosas de aquí a las nuevas elecciones generales, para las que en teoría quedan dos años a no ser, a no ser que se produzca algún terremoto político que haga que el Gobierno esté tan en minoría que tenga que convocar elecciones. Por eso los estudios de intención de voto a dos años vista son fotografías interesantes del momento, emocionales si quieren ustedes, pero poco más. Este CIS ha confirmado varias cosas: uno, el avance de Ciudadanos es indudable, pero menos que en las encuestas que han hecho determinadas empresas. Lo normal es que si usted ve este CIS se pregunte, ¿pero esto quién lo ha ganado?. Porque mantiene al PP en cabeza. Todos tienen razones para estar contentos por algo y estar disgustados por otro algo, ¿no?. Mantiene al PP en cabeza pero el PP ha cedido mucho espacio a Ciudadanos según parece desde las últimas votaciones. El Partido Socialista no arranca ni arrastras pero sigue segundo. Ciudadanos crece y Podemos puede estar contento, pero no ha habido sorpasso. Podemos baja algo pero no baja tanto. Asique según se mire cada uno estará contento con lo suyo, ¿no?. Hombre sí, ¿esto que quiere decir? Que hay un cambio del bipartidismo a cuatro partidos, que ahora el gobernar va a ser cuestión de alianzas, y que con estos resultados el centro derecha, es decir, PP-Ciudadanos podría gobernar casi con mayoría absoluta pero también Ciudadanos podría gobernar con el Partido Socialista si quiera y la abstención de Podemos, o sea que ya les digo que todo está muy abierto, y de aquí a dos años las cosas siempre pueden cambiar, empeorar para unos, mejorar para otros, etc, etc.

De lo del asunto catalán está muy divertido, bueno muy divertido, si no fuera porque es un disparate desde el principio al final porque no hay remedio para estos fantasiosos. Porque dedican el día y sus esfuerzos a ver cómo pueden engañar al gobierno español, a ver cómo pueden engañar al Poder Judicial, de paso a ver si también pueden engañar a Puigdemont. Y en eso están parte de Juntos por el Fricandó y Esquerra Republicana. ¿Ahora qué quieren montar? Pues quieren montar una especie de asamblea de electos que ya está montada de hecho. Ahí meten a todos los concejales, todos los parlamentarios y tal, y que estos nombren a Puigdemont presidente de la Generalidad en Bruselas, y que tenga allí su palacio, dé bailes a los embajadores y esté a las niñas monas de Bruselas. Es decir, dejarle de florero o de reina madre, pero Puigdemont dice no, no, no. Yo de reina madre, no. Ustedes me nombráis a mí de esa manera y luego elegís uno en el Parlamento que haga allí de primer ministro y haga lo que yo le diga desde aquí. Claro, esto es una batalla entre lo legítimo y lo legal que puede no salir porque la CUP ha dicho que con ella no cuenten.  Asique podría seguir el 155 y a ver cómo le encuentran una salida honrosa a Puigdemont, ¿no?. Que el se crea que es el presidente y que luego no sea el presidente. Aquí la cosa está en saber quién será el florero en esa disposición. El florero será el presidente simbólico elegido por los concejales, que ya me dirán qué representatividad tiene eso, pues ninguna jurídicamente. No tiene valor, pero bueno. ¿El florero va a ser Puigdemont o el florero va a ser el que elijan en el Parlamento, si elijen a uno, si encuentran a uno que no tenga cosas penales y que quiera ser y que todos lo voten, y que se pongan de acuerdo que tampoco crean ustedes que eso es tan sencillo?. Pues así están las cosas. No me digan ustedes que esto no tiene su gracia. Y luego fíjense. Hay nombres propios. Hoy uno de ellos es Luis de Guindos, que es importante candidato a la vicepresidencia del Banco Central Europeo, pero el PSOE ha dicho que no lo va a apoyar. ¿Por qué? ¿Por una cuestión de país? No, por intereses particulares del PSOE, no por los intereses de España. No porque quiera a una mujer en un cargo técnico. No, no, no. Sencillamente porque los intereses del PSOE no son apoyar a nadie del PP en una cosa europea. Pues ya veremos, lo tiene más difícil para salir. No es imposible pero lo tiene más difícil. Y el otro nombre es el de Sito Miñanco. Sito Miñanco, un pontevedrés del 55, que en los 80 se dedicaba al contrabando de tabaco y le pasó como a Pablo Escobar, que se dio cuenta que dejaba más la cocaína, y se pasó a la cocaina, y contrato con el cartel de Cali envíos a través de Galicia que luego Sito Miñanco distribuía por toda Europa. Y luego hizo además como Pablo Escobar, la imagen de Pablo Escobar les fascina a todos estos tíos. Pues compró el club de fútbol, lo subió a segunda B, pagaba las fiestas del pueblo, en fin... Hasta que la operación Nécora lo metió en la cárcel con Laureano Oubiuña, pero lo sorprendente de Sito Miñanco es que ha seguido dirigiendo los negocios desde dentro de la cárcel pero además encontró un juez que le dio permisito. Entraba y salía, entraba y salía, le daba un persimo y después de ese persimo, pues oiga, se dedicó al contrabando masivo de cocaína y hace un par de meses se confiscaron 4.000 toneladas de coca en un velero en el Atlántico, y de ahí tirando, tirando se le ha detenido en Algeciras junto a otras cuarenta personas. Oiga, la operación ha costado heridas a dos GEO, uno de ellos con una bala cerca del omóplato. En fin, esperemos que ahora, una vez entre dentro, no se encuentre otro juez comprensivo que le de un permisito de unas cuantas semanas para ir a ver cómo se crían sus hortensias, o sus camelias, que las debe tener.