En 'Mediodía COPE'

"Mi hijo está vivo de milagro. Es una pena que por un error se enturbie la labor del 112"

El padre de Jesús, el chico de 14 años al que no atendieron desde el 112 de Baleares, asegura que "si el funcionario hubiera pasado la llamada, mi hijo se habría ahorrado hora y media de sufrimiento"

Jesús Ruiz Pérez, padre del chico al que colgaron dos veces desde el 112 de...

Jesús Ruiz Pérez está preocupado por las secuelas que pueda sufrir su hijo, Jesús, de 14 años por el tiempo que tardó en ser atendido al sufrir  un colapso pulmonar cuando iba paseando por una calle de la localidad mallorquina de Inca. El joven al sentirse y no poder respirar llamó al 112. El operario del servicio de emergencias que le atendió le colgó el teléfono. Jesús volvió a llamar por segunda vez y por segunda vez, el mismo operario, le colgó el teléfono. 

Entonces Jesús al ver que no le creían llamó a su madre y le dijo: "Mamá me estoy muriendo, me asfixio, te quiero". Su madre toda asustada le dijo que parara al primer coche que pasara a su lado y que pidiera que le llevaran al hospital. Pasó una vecina de Inca que trasladó al chico al centro hospitalario más cercano, pero en todo este proceso se perdió una hora y media. "Es una pena que toda la labor de los equipos sanitarios, de los grandes profesionales de la sanidad de Mallorca, se enturbie por un señor que no pasa la llamada. Doy gracias a Dios porque mi hijo está vivo; si hubiera pasado la llamada, mi hijo se habría ahorrado una hora y media de sufrimiento" denuncia y lamenta Jesús Ruiz Pérez.

"Mi hijo está vivo de milagro" asegura Jesús, médico también de profesión que no descarta empezar acciones legales contra ese funcionario del 112, "que un servicio de emergencias considere que esto es una broma por dos veces y cuelgue y que luego según lo que nos han dicho lo pasó a una lista de bromas, no es lógico, por ello lo estamos investigando".

Admite Jesús que "al principio tienes dudas porque mi hijo no deja de ser un chico de 14 años y piensas, bueno es un crío y a lo mejor se equivocó. Pero en la memoria del móvil se ven las dos llamadas". Una vez puestos en contacto con el 112, los responsables "me llamaron enfadados diciendo que estaban indignados con su compañero, oyeron las grabaciones y que hiciéramos lo que tuviéramos que hacer. No tengo intención de arruinar la vida de ningún operario, queremos oir las grabaciones de mi hijo con ese operario, queremos saber lo de la lista de bromas y si ha sido un error pues todo el mundo comete errores y no haremos nada, pero si no llegaremos hasta el final. Pero pasa una cosa muy curiosa, nos piden los recibos del teléfono, como veamos trabas o no lo veamos claro por supuesto que vamos a ir al juzgado".