Las nuevas normas de Carmena para circular por Madrid

La alcaldesa planea limitar a 30 km/h la velocidad en calles de un sentido. El ayuntamiento ha presentado el borrador de la futura ordenanza de movilidad sostenible

El Ayuntamiento de Madrid planea una nueva ordenanza de movilidad sostenible que limitará a 30 kilómetros por hora la velocidad de circulación en las calles de un único carril, en las que los peatones podrán además cruzar por cualquier punto, no solo por los pasos de peatones.

La delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, ha presentado hoy el borrador de la futura ordenanza de movilidad sostenible en un acto en el Medialab-Prado al que han asistido concejales de la oposición y representantes de colectivos vecinales, que podrán participar en el "largo camino" que queda antes de aprobar los cambios de forma definitiva.

La velocidad desciende a 20 km en aquellas vías de calzada única, es decir, cuando aceras y calzada estén al mismo nivel. En estas calles el peatón tiene prioridad sobre los vehículos. 

Peor hay más novedades. Los ciclistas podrán girar a la derecha con el semáforo en rojo siempre que esté señalizado; además, las bicicletas podrán circular en ambos sentidos en calles en la que la velocidad es de 20 km o inferior , ciclocarriles o red viaria local si se señaliza . Es decir, que en esta vías podríamos encontrarnos a ciclistas en sentido contrario al de la circulación del resto de vehículos. En cualquier caso la bicicletas, no podrán ir nunca por la acera salvo que sea un menor de 12 años acompañado.

En cuanto a las motos no podrán aparcar en las aceras si no dejan 3 metros de espacio libre para los peatones y se regula los llamados vehículos de movilidad urbana. Hablamos por ejemplo de patines con motor o los llamados segway . Los usuarios tendrán que tener una edad mínima de 16 años y no podrán circular con auriculares. En ningún caso podrán circular por las aceras sino por ciclo carriles o calles con limitacion de 20 km . Los patines y patinetes sin motor podrán ir por la acera pero a ritmo de peatón. Mientras, los monopatines no podrán transitar ni por las aceras, ni por la calzada, ni en zonas peatonales o vías ciclistas y solo tendrán uso deportivo

Y un asunto muy importante y que preocupa mucho a aquellos que viven en los llamados “barrios frontera” al otro lado de la M-30. A petición de los vecinos y previo proceso participativo se implantaran las denominadas ZONAS DE APARCAMIENTOS VECINALES. Se regularía el aparcamiento como en la zona SER pero con la salvedad de que aquí los vecinos no pagarían nada por estacionar en la calle mientras q ue el resto de usuarios sí tendrán que hacerlo en un horario limitado de lunes a viernes y no hasta el sábado como en la zona SER

Además, las calles en las que la acera y la calzada están a un mismo nivel -como sucede en zonas del centro como Lavapiés o Chueca- la velocidad de paso estará limitada a 20 kilómetros por hora, una medida que beneficiará a los peatones, a quienes el Ayuntamiento de Madrid ha tomado como referencia para garantizar la convivencia. "Lo fundamental es el calmado de tráfico y la reducción de velocidad en las calles", ha defendido Sabanés, cuya propuesta "parte de la consideración de que el espacio público no es infinito y hay que ordenar las necesidades pensando en el interés colectivo".