Manolo Lama no reparte más billetes y zarpa con su barco de la victoria