PREMIER LEAGUE | 19ª JORNADA

El City consolida su dominio; Arsenal y Liverpool empatan; el Leicester iguala al United en el 94

RESULTADOS: Arsenal, 3 - Liverpool, 3; Everton, 0 - Chelsea, 0; Brighton, 1 - Watford, 0; Manchester City, 4 - Bournemouth, 0; Southampton, 1 - Huddersfield, 1; Stoke City, 3 - West Bromwich, 1; Swansea, 1 - Crystal Palace, 1; West Ham, 2 - Newcastle, 3; Burnley, 0 - Tottenham, 3; Leicester, 2 - Manchester United, 2.

El Manchester City sigue se afianzó este sábado en el liderato de la Premier League inglesa de fútbol tras ganar al Bournemouth por 4-0 con un doblete de Sergio Agüero en una decimonovena jornada en el que pincharon tanto el Manchester United como el Chelsea, cada vez más lejos de la cabeza.

El City de Pep Guardiola continúa con paso firme hacia el título ya que aumentó su ventaja a trece puntos sobre el United de José Moutinho, que empató 2-2 en el campo del Leicester, y a dieciséis sobre el Chelsea de Antonio Conte, que igualó sin goles en el del Everton.

El argentino Sergio Agüero, que volvía a la convocatoria después de no ser citado por su entrenador en Copa, demostró que sigue en forma y que es uno de los mejores delanteros que juegan en la Liga inglesa. Suyos fueron casi todos los momentos importantes del choque y se encargó de acabar con la resistencia de un equipo que nunca planto cara.

En la primera parte el Kun abrió el marcador con un cabezazo perfecto para aprovechar un centro de Fernandinho desde la banda izquierda. Se tiró en plancha y abrió un marcador que, desde ese momento, sería siempre favorable al City.

Después, en los primeros compases de la segunda parte, asistió a Raheem Sterling para el segundo y marcó el tercero cuando faltaban doce minutos para el final del choque. El brasileño Danilo se apuntó a la fiesta con el cuarto y, de momento, el final de año del cuadro de Guardiola está siendo perfecto. Líder consolidado, y con unos números envidiables, nadie discute a su equipo. El récord sube ya a 17 victorias seguidas.

El Manchester United llegó al tiempo de prolongación ganando por 1-2 con un doblete del español Juan Mata y con un hombre más, pero no pudo impedir que el Leicester empatara en el último suspiro.

Jamie Vardy adelantó al Leicester poco antes de cumplirse la primera media hora, pero cinco minutos antes del descanso Juan Mata devolvió la igualdad al marcador con un sutil disparo ajustado al palo desde dentro del área.

Ya en la segunda mitad (m.60) Mata anotó el 1-2, de nuevo con sutileza y esta vez con un libre directo lleno de clase que hizo inútil la estirada de Kasper Schmeichel.

Todo se puso de cara para los hombres de Mourinho, sobre todo cuando su rival se quedó en inferioridad por la expulsión, por doble amonestación, del ghanés Daniel Amartey.

El United desaprovechó numerosas oportunidades para liquidar el choque y además cedió el balón al Leicester en el tramo final. En último esfuerzo el equipo local pudo cerco a la meta defendida por David de Gea y al final obtuvo el premio, cuando Harry Maguire, en el minuto 94, marcó el gol del empate definitivo.

Antes, el Chelsea no pudo superar al Everton. El italiano Antonio Conte no pudo contar con el delantero español Álvaro Morata por acumulación de tarjetas y su equipo sufrió su ausencia. Le faltó el gol. Dispuso de casi todas las ocasiones del encuentro, pero no estuvo atinado en los últimos metros.

Marcos Alonso pudo marcar, pero se encontró con el portero Jordan Pickford en un disparo en el primer minuto de la reanudación; y también Cesc Fabregas, que saltó al campo en la segunda parte y pudo acertar con un disparo que se marchó cerca del poste derecho de la portería defendida por Pickford.

También jugó el belga Thibaut Courtois, que salvó una de las pocas ocasiones de las que dispuso el Everton. En la primera parte, hizo una buena parada a Dominic Calvert-Lewin y evitó un tanto que podría haber complicado más las cosas al Chelsea, que se quedó estancado en la tercera posición ya muy lejos del City.

En partido jugado el viernes, Arsenal, sexto en la tabla, y Liverpool, cuarto, empataron 3-3 en una locura de segunda parte en la que los errores defensivos de ambos equipos y los fallos en las porterías de Peter Cech y Simon Mignolet desencadenaron el festín de goles.

El Tottenham alcanzó la quinta plaza tras golear a domicilio (0-3) al Burnley con un triplete de Harry Kane, que podría impedir que el argentino Leo Messi, atacante del Barcelona, acabe el año como máximo goleador de las grandes ligas.

En la zona baja de la tabla, el Newcastle de Rafael Benítez salió del descenso después de conseguir una sufrida victoria ante un rival directo, el West Ham, al que ganó 2-3 con un penalti que falló su rival en el minuto 56 (André Ayew).

El conjunto del técnico español remontó el tanto inicial del austríaco Marko Arnautovic con los goles de los senegaleses Henri Saivet y Mohamed Diame y del ghanés Christian Atsu. El 2-3, obra de Ayew, sólo creó algo de emoción a un partido que acabó decantándose del lado del Newcastle, ahora dos puntos por encima del descenso.

El Swansea y el Crystal Palace, también inmersos en la misma pelea, no pasaron del empate a un gol en un resultado que no sirve a ninguno de los dos equipos, sobre todo al galés, que seguirá una jornada más en la última posición de la tabla.

Tendrá que dar las gracias por ese punto al francés Jordan Ayew, que consiguió igualar el tanto de penalti marcado por el centrocampista serbio Luka Milivojevic con una gran jugada en la que superó a varios defensas y enganchó un gran disparo que dio un punto a su equipo.

Mejor le fueron las cosas al Stoke, que cogió un poco de aire y se alejó de las posiciones de descenso tras ganar 3-1 al West Brom, que perdió la oportunidad de salir de las plazas peligrosas. Joe Allen, Maxim Choupo-Moting y Ramadan Sobhi, sentenciaron a un equipo que tendrá que seguir sufriendo desde la penúltima plaza.

Con los mismos puntos que el Stoke, diecinueve, y tres por encima del descenso, se colocó el Southampton, que no pasó del empate a un gol en su estadio frente al Huddersfield.

Charlie Austin, con un cabezazo a la salida de un córner, adelantó al Southampton, que no pudo evitar el empate a media hora para el final. También de cabeza, Laurent Depoitre igualó el choque y colocó a su equipo en la zona tranquila de la Premier League.

La misma en la que se mantienen el Brighton y el Watford después de la victoria de los primeros por 1-0 con un tanto del alemán Pascal Gross. Ambos clubes se mantienen en la parte media de la clasificación.